No estáis locos, ¡la lavadora SÍ se come vuestros calcetines!

Seguro que alguna vez os habéis preguntado por qué desaparecen los calcetines. Al igual que las cintas para el pelo, nadie sabe cómo desaparecen, por qué lo hacen… y, lo más inquietante de todo, a dónde van.

Un día tienes un par, pero después de lavarlos solo encuentras uno de ellos… y así comienza una cadena que parece que no tiene final. Sin embargo, es posible que exista una respuesta: ¡la lavadora realmente se come los calcetines!

Sí, estáis leyendo bien. Gracias a una imagen compartida en Twitter, ahora podemos saber qué ocurre con los calcetines que pensábamos que habían “desaparecido”. Recientemente, Cathy Hinz, una vendedora de bienes raíces, publicó la imagen en su blog para demostrar lo que realmente pasaba.

Hinz descubrió que durante años su secadora acumuló calcetines en un compartimiento inferior. Después de que Sarah Rose leyera su blog y compartiera la imagen en redes sociales, cientos de usuarios hicieron viral el descubrimiento.

¿Por qué se van?

El esposo de Hinz descubrió que las lavadoras de carga superior y las de carga frontal pueden hacer desaparecer los calcetines, que se quedan atrapados en las zonas que no están a la vista. En el caso de las frontales, se quedan debajo del cartucho; en las de carga superior, se pueden colar a través de un espacio que queda entre los tambores interiores y los exteriores.

En total, Cathy halló una treintena de calcetines. Pero no fue lo único que encontró: también había ropa interior, una tarjeta de crédito, monedas y siete dólares en billetes. Hinz escribió en su blog que fue un hecho sorprendente:

“¡No sé qué decir! Hace 25 años que hago este trabajo y durante ese tiempo hemos trabajado con lavadoras y secadoras, pero nunca habíamos visto esto.”

¡La lavadora está hambrienta!

Simon Moore, científico de Samsung y encargado de un estudio para descubrir adónde van los calcetines, afirmó que perdemos un calcetín al mes… y cerca de 1,264 toda la vida… pero eso no es todo. Dijo que las desapariciones no solo se deben a la lavadora, ya que teniendo en cuenta el tamaño de la casa, las personas que viven ahí y sus formas de vida, existen otras probabilidades de perderlos. Incluso determinó una fórmula que se conoce como índice de pérdida de calcetines.

Así que ya lo sabéis: la próxima vez que desaparezca un calcetín, lo más probable es que esté en la lavadora.

¿Qué os parece a vosotros?