“No defiende a sus hijos pero…”, indignación por el puesto que ‘Sálvame’ ha dado a Rocío Carrasco

Rocío Carrasco llegó a Sálvame y se sentó en la silla del presentador.

El pasado lunes se supo que Rocío Carrasco volvía a convertirse en colaboradora de Mediaset, y que lo hacía por la puerta grande: se convertía en el nuevo fichaje de Sálvame, el programa en el que colaboraba su exmarido Antonio David Flores.

Sin embargo, hasta el último momento no se ha sabido cuál sería exactamente su función en el magacín presentado por Jorge Javier Vázquez. Un desconcierto al que ha contribuido su entrada en el plató.

Rocío Carrasco llegó a Sálvame en el primer segundo de su emisión. Completamente sola, entró a un plató absolutamente vacío solo guiada por una potente luz. Pero Rocío pidió ayuda para que hicieran entrar una enorme caja que esconde la clave de su misión en el programa…

“Esta silla me gusta”, dijo acariciando la silla del presentador, aunque después probó otras. Rocío permaneció sola mientras Jorge Javier Vázquez y los colaboradores esperaban en otro plató y observaban desde la lejanía.

Finalmente, Jorge Javier Vázquez nos dio las buenas tardes desde otro plató: “Buenas tardes, Rocío Carrasco ha hecho suyo el refrán de fuera vendrán que de tu casa te echarán”, dijo con ironía.

Rocío Carrasco desveló su misión.

La hija de “la más grande” desveló al fin su misión en Sálvame. Lo hizo con una enorme caja en la que había un teléfono, el de su propia sección Hable con ella.

Se convierte así en la nueva defensora de la audiencia. Rociíto escuchará a los espectadores y les dará voz, pero además amplíará el concepto porque habrá mucho más: “Vamos a dar cabida a espectadores conocidos y famosos que se encuentran en la misma situación o similar a la mía de los que se dicen cosas que no son y yo pongo mi teléfono a su disposición”, contó.

“Rocío Carrasco viene a sacaros los colores”, dijo Jorge Javier Vázquez a todos los colaboradores y María Patiño bromeó: “Esto no es construir, Rocío”.

El fichaje de Rocío Carrasco ha generado un torrente de reacciones. Rosa Benito dijo que saludará a su sobrina con un “hola” si se encuentran, pero dejó caer que como ella, “todos” tienen que trabajar. Rocío no cree que hable de “vetos” y no se molesta porque después de todo lo sucedido esto es solo una “nimiedad”.

Gema López, por su parte, se mostró sorprendida con que Rocío se quejara de especulaciones y viniera a trabajar a Sálvame: “Ella que es periodista y siempre se ha llenado la boca, ahora resulta que es especuladora, me he quedado un poco sorprendida porque aquí se especula ¿No?”, dijo.

En las redes se han leído comentarios como estos:

Y tú, ¿qué opinas?