web analytics

“No confío”: Sentencia al discurso de Pablo Motos que “lleva la demagogia más allá”

Comenzó el programa atizando a los políticos.

Pablo Motos regresó a El Hormiguero claramente con las pilas cargadas. Se trata del estreno de la temporada número diecisiete, para el que el presentador contó con la presencia de la representante española en Eurovisión 2022, Chanel Terrero.

La cantante actuó de madrina del programa y contestó a numerosas cuestiones sobre su paso por el festival y sobre su futuro laboral. Sin embargo, antes de comenzar con la entrevista, Motos quiso mandar un mensaje a su audiencia, que no pasó desapercibido para nadie. Las palabras del presentador dieron mucho de que hablar en las redes sociales, donde fueron muy comentadas, convirtiendo a Pablo Motos en tendencia a lo largo de la noche.

“A ver qué tal se nos da el invierno, porque si tienen razón las noticias vamos todos directos al apocalipsis”, comenzó diciendo el conductor de El Hormiguero. Sin querer caer en el alarmismo, señaló que los precios no estaban tan altos desde hacía cuarenta años. “La inflación es lo peor que le puede pasar a un país, quitando que se meta en una guerra”, dijo Motos.

Después de estas palabras, el comunicador quiso mostrarse sincero y cargó contra los dirigentes de nuestro país: “Sinceramente, no parece que nuestros políticos nos vayan a salvar. ¿Qué nos queda? Nos queda estar despiertos y buscarnos la vida. Yo no confío en los políticos, pero confío mucho en la gente”, confesó mientras miraba a cámara. A pesar de esta preocupante situación, quiso mandar un mensaje de unidad.

“Es verdad que no va a ser un invierno cualquiera, tenemos que arrimar el hombro y trabajar de lo que sea. Si nos podemos ayudar entre nosotros, nos irá mejor que si cada uno va a la suya. Siempre que las cosas van mal, uno tiende al egoísmo”, sentenció, para, a continuación, revelar cómo espera que su programa pueda ayudar a quienes lo puedan estar pasando mal.

“También es importante buscar la alegría, para soltar presión. Para eso estamos nosotros”, afirmó el presentador, provocando los aplausos del público. Después de esto, Motos presentó a los que serán los dos nuevos colaboradores del formato de Antena 3 y al resto de invitados que acudirán esta semana al programa.

Concluyendo el “sermón”, Pablo Motos prometió a los espectadores que “este año El Hormiguero lo va a petar». En las redes se leyeron comentarios de todo tipo sobre el discurso del presentador y el regreso del programa.

Muchos recordaron el discurso que hizo la temporada anterior. “Voy a hacer algo que llevo muy tiempo pensando. Vivimos un momento en que la gente tiene mucho miedo de hablar, porque a la mínima te metes en un lío, y yo creo que no solo hay que luchar contra eso, sino que también hay que provocarlos. Así que esta noche, me voy a pasar de la raya”, anticipó en aquella ocasión.

Después de la entrevista a Hovik Keuchkerian, uno de los actores de La Casa de Papel, el presentador dio paso a un discurso con un tono que pocas veces suele emplear: “Me voy a pasar de la raya, porque no puedo más. No puedo más con lo políticamente correcto”, dijo Motos.

“A mí esto antes me indignaba, pero ahora es que me aburro. Me aburro de los quejicas, me aburro de los que sin tener ni idea de la vida se atreven a dar lecciones desde el ordenador”, explicó. Estaba claro que no era un discurso más de Motos, y que el presentador sentía una necesidad especial de expresarse sobre el asunto.

“Yo creo que ha llegado el momento, y lo digo en serio, de hacer una catarsis, de hablar de la vida de verdad. La vida es salvaje, es injusta, es cruel y no es neutral. Esto es lo que hay. Y tenemos que tener libertad para poder hablar en público sin meditar mentalmente la conversación para que no te den una paliza mediática. ¿Sabéis lo que persiguen? Persiguen que nos enfrentemos, que nos enfademos por todo, que nos separemos. Porque así no pensamos, porque pensar es peligroso, podrías cambiar de opinión”, continuó diciendo el presentador de Atresmedia.

“Así que yo creo que de vez en cuando hay que pasarse de la raya. Hay que probar lo prohibido, y que pase lo que tenga que pasar, que la vida es esto. ¿Qué es la vida si de vez en cuando no te dejas llevar y haces lo que te apetece?”, dijo Motos.

“¿Cuánto veneno llevas dentro ahora mismo?”

El espectáculo continuó cuando el presentador cruzó, literalmente, una raya que habían dibujado en el suelo del plató, y continuaba con su discurso. “Me gustaría hablar del rencor. Cómo se te tiene que hablar a ti para que no te enfades. Qué normas tuyas que solo tú sabes necesitas que no se salte nadie para no ponerte a la defensiva y atacar. Qué palabras no se te pueden decir a ti porque siente que te rebajan, que te juzgan o que te sentencian. ¿Cuánto veneno llevas dentro ahora mismo?”, preguntó desafiante.

“Consultar con tu propio resentimiento es una emoción muy reveladora para saber por qué estás como estás. Porque cuando uno se siente desgraciado se convierte en un problema para los demás”, continuó. “El rencor”, añadió, “como todos los sentimientos feos y negativos, no daña a quien supuestamente lo provoca, sino a quien lo padece. Vivir resentido es como cavarse en un hoyo del que cada vez cuesta más escapar. Y sin embargo, cómo nos gusta a todos vivir en ese hoyo y revolcarnos en el fango del rencor”.

El discurso de Pablo Motos de casi 6 minutos no pasó desapercibido en las redes, donde suscitó numerosos comentarios… y no precisamente positivos.

Y a ti, ¿qué te pareció?