Muy fuerte: el indignante trato de ‘El Hormiguero’ a un grupo de discapacitados

Pablo Motos ha sido muy criticado en los últimos tiempos por pasarse de pelota en muchas de sus entrevistas… y también por algún que otro momento machista. Sin ir más lejos, fueron muy comentadas dos indignantes preguntas que hizo a Las chicas del cable que cabrearon mucho a los espectadores de El Hormiguero.

Las polémicas no paran de surgir alrededor del programa de Antena 3, y la última ha tenido que ver con el testimonio de un grupo de personas con discapacidad intelectual. Los hechos ocurrieron cuando un grupo de personas del Centro Ocupacional San Pascual de Ibi, en Alcoy, se había desplazado hasta Madrid para disfrutar de unos días de turismo en la capital.

Según han contado a España Diario, “tras organizar un viaje a Madrid, tuvimos la iniciativa de participar como público en el programa El Hormiguero, ya que muchos de nosotros y nosotras seguimos este programa y nos encanta“.

Los organizadores del viaje comenzaron los trámites necesarios para acudir al programa presentado por Pablo Motos, y un día antes del programa se les confirmó la asistencia. Sin embargo, la tarde de la grabación las cosas se torcieron de pronto:

“Nos llaman para confirmar horarios y asistencia, y al preguntarnos si hay alguna persona con movilidad reducida en el grupo y explicarles las características de las personas que íbamos a asistir, automáticamente nos deniegan la asistencia alegando que solamente pueden entrar al plató a tres personas con discapacidad intelectual.”

Ni cortos ni perezosos, y movidos por el enfado por lo sucedido, los responsables del grupo decidieron ir al plató ya que se alojaban muy cerca.

“Nos hemos acercado para intentar que nos dieran una explicación razonable acerca de esta actitud tan discriminatoria y que, sinceramente nos ha dejado en shock, pero no hemos conseguido que nos atendiera nadie de dirección. Las encargadas de gestionar el público han bajado a escucharnos pero solo han sabido darnos las mismas razones que nos habían dado por teléfono.”

De esta manera, el grupo se quedó muy desilusionado… y su relato en las redes ha levantado ampollas.

Hay que decir que por lo visto, por una cuestión de riesgos laborales, realmente está especificado en las condiciones de asistencia que no pueden ir grupos de más de ocho personas y en el caso de personas discapacitadas intelectuales, no más de tres más el monitor. Además, en el caso de una persona en silla de ruedas sólo podría asistir una al día por motivos de espacio.

Pero desde el Centro Ocupacional San Pascual de Ibi siguen denunciando lo sucedido y harán todo lo posible por dar visibilidad a la situación discriminatoria que han vivido:

“Es lamentable que en un programa puntero y con tanta influencia social, promueva valores tan excluyentes. Creemos que no debemos quedarnos callados y calladas y que este suceso tenga la máxima difusión posible, ya que no podemos permitir que esto se siga repitiendo.”

En las redes han abundado las críticas a Pablo Motos, así como muchos chistes a costa de lo sucedido —algunos de pésimo gusto, todo hay que decirlo:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, esta es Laura, mujer de Pablo Motos y culpable de su éxito… aunque, según él, no todo es de color de rosa.