Multan con 500.000 euros a ‘Sálvame’ por un desafortunado gesto de Jorge Javier Vázquez

La audiencia de Sálvame es un asunto que preocupa, y mucho, a Mediaset. Por ese motivo, en las últimas semanas hemos visto tácticas cada vez más desesperadas para conseguir llamar la atención del público.

Por ejemplo, la “bomba” que supuso que Kiko Hernández se entrevistara a sí mismo, e incluso abordara temas sobre los que hasta ahora había evitado hablar públicamente. Así, en las imágenes de avanza del programa aparecía el exconcursante de Gran Hermano preguntándose a sí mismo “por la calle me preguntan si eres gay”, ante lo que su otro yo le replicaba, “es curioso porque a mí también me lo preguntan ¿eres gay?”

Sin embargo, Telecinco se pegó un batacazo y aquel día las audiencias del programa no solo no se dispararon, sino que cayeron.

Además, viendo que la audiencia ha estado sedienta de información de la nueva generación de “triunfitos”, Sálvame dedicó recientemente varias tardes a hablar de aquellos concursantes que en algún momento de su carrera han pasado por Telecinco.

Después de haber mostrado el paso de Alfred por La Voz, o el de Amaia por Cántame una canción, en Sálvame preguntaron a través de Twitter a qué otro concursante quería la audiencia ver en sus comienzos en Telecinco. El elegido fue Cepeda… algo que irritó al cantante, que contestó con un descomunal ZASCA.

Y ahora, llegan muy malas noticias para el programa: en los últimos días se ha conocido el expediente que ha abierto la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia —CNMC— contra Mediaset por una posible vulneración de la ley después de emitir publicidad encubierta durante la emisión de Sálvame.

Según ha comunidado CNMC, durante la emisión del programa del pasado 8 de noviembre de 2017 se presentó una revista “con finalidad publicitaria y promocional, con incitación directa a la compra de la misma, no solo visualmente sino por continuas referencias verbales al producto promocionado”.

“Puede inducir a error a los telespectadores, pues a la vez que se informa o se debate sobre la noticia publicada en portada en ese mismo día por la revista, también tiene lugar una promoción de la misma.”

Un hecho que podría suponer una infracción de carácter grave recogida en el artículo 58.8 de la Ley General de Comunicación Audiovisual —LGCA—, que prohíbe tanto la comunicación comercial encubierta como la que utilice técnicas subliminales.

De quedar acreditada está infracción, podría suponer la imposición de una multa de desde 100.001 hasta 500.000 euros para Mediaset. Sea como sea, la empresa de comunicación dispone de un plazo máximo de diez días para presentar cualquier tipo de alegación por este suceso.

No es la primera vez que ocurre: hace algún tiempo se sancionó a Mediaset con una cantidad de 528.373 euros por emitir publicidad encubierta en Sálvame, cuando difundieron un microespacio de carácter divulgativo relacionado con la salud, llamado Aprende a cuidarte, protagonizado por el doctor Gutiérrez.

En ese momento, la CNMC señaló que “en ningún momento de la emisión del microespacio se advirtió de su tratamiento como publicidad ni apareció ninguna sobreimpresión en ese sito”.

Además, en 2016 multaron con 196.000 euros a Sálvame por emitir imágenes no aptas para menores en horario de protección reforzada.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.