Última hora: Multa de más de un millón de euros a ‘Sálvame’ por lo ocurrido en horario infantil

Multazo al programa de Telecinco.

La emisión de Sálvame corre peligro tras lo sucedido en las últimas horas. El programa de Telecinco ha recibido un duro mazazo a nivel económico, que puede hacer que la cadena se replantee la continuidad del espacio, al menos en la manera en la que se emite actualmente.

La culpa la tuvo la emisión de contenidos inapropiados, lo que obliga a la cadena de Fuencarral a pagar una cuantiosa multa. El Tribunal Supremo ha confirmado la sanción de un poco menos de 1,1 millones de euros al Grupo Mediaset.

La sanción es debida a la “emisión de contenidos perjudiciales para el desarrollo de los menores de edad, y con una calificación inadecuada”. De acuerdo con fuentes cercanas a la cadena, la sentencia certifica la multa que, en su momento, llevó a cabo la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

A pesar del recurso de Mediaset, el grupo de comunicación se verá obligado a pagar esta elevada multa. Para entender lo sucedido, hay que remontarse a abril de 2018, cuando Sálvame trató sobre algunos temas sensibles para el horario de protección a los menores.

En la sentencia se apunta que se habló sobre agresiones, y se hicieron referencias a María Lapiedra o al intento de Alonso Caparrós de quitarse la vida. Pero además de este primer expediente, se abrió otro dentro de Sálvame Naranja, que versaba sobre la infracción de dos artículos de la Ley General de Comunicación Audiovisual.

Mediaset describió la sanción como “absolutamente desproporcionada, arbitraria, injustificada y con imputaciones antijurídicas”. De acuerdo con la propia cadena, la multa dejaba de manifiesto “la arbitrariedad con la que se tratan los asuntos relativos a la televisión generalista. Adolece de una hiperregulación que contrasta con la nula legislación para las nuevas actividades audiovisuales”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sálvame (@salvameoficial)

A su vez, puso en cuestión la interpretación que se hizo de lo sucedido. Argumentaron que “en ningún momento hubo durante dichas emisiones la presentación de un conflicto emocional grave y detallado”. Por ello, aseguraron que “el tratamiento de los asuntos encaja en la calificación con la que se emitió”.

Mediaset anunció por aquel entonces que recurriría a los tribunales. “Confían en la reparación de la arbitrariedad y desproporcionalidad cometidos por la CNMC”, dijeron por entonces. El pasado 17 de enero de 2020, la Audiencia Nacional estimó de forma parcial el recurso.

Se redujo la infracción de grave a leve y se bajó la cantidad económica de la multa en un primer término. Competencia y Mediaset aseguraron su deseo de interponer un recurso de casación. Sin embargo, la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional trasladó las actuaciones al Tribunal Supremo.

El Supremo admitió a trámite el recurso del Estado, pero no el de Mediaset. Por ese motivo, el fallo definitivo anula la sentencia de la Audiencia Nacional y rechaza el recurso de Mediaset contra la resolución de la CNMC.

Así está fijado el horario de protección a los menores.

El Código de Autorregulación determina que los contenidos de tipo audiovisual tienen que disponer de una calificación por edades. Para los canales en abierto, existe un horario de protección general a los menores entre las 06:00 y las 22:00 horas.

Dentro de esta franja horaria está prohibido emitir contenidos no recomendados para menores de 18 años. Además, los contenidos audiovisuales de este tipo emitidos en otro horario deberán ir avisados por una señal acústica y visual.

Para la televisión en abierto existen hasta tres franjas horarias consideradas de protección reforzada. En dichas franjas están prohibidos los contenidos no recomendados para menores de 12 años. Son los horarios de lunes a viernes, de 08:00 a 09:00 horas, y de 17:00 a 20:00 horas. En cuanto a los fines de semana, los sábados, domingos y festivos de ámbito estatal debe ser de 09:00 horas a 12:00 horas.