De “triunfita” a trabajar en una empresa de limpieza, Mireia de ‘OT’ reaparece revelando su drama personal

Operación Triunfo marcó una época.

Dentro de poco se cumplirán 20 años desde que Operación Triunfo aterrizó en La 1 de TVE. Un concurso que marcó a una generación entera y que fue seguido por millones de personas. Su primera emisión fue seguido por 2,7 millones de espectadores… una cifra muy lejana a los 13 millones de espectadores que reunió la última gala del talent musical.

Corría el año 2001 cuando Operación Triunfo aterrizó en la parrilla, y en pocas semanas se convirtió en un fenómeno de masas. Nadie imagino el impacto que iba a tener en la sociedad española de comienzos de siglo. El concurso alcanzó una media del 44,2% de cuota de pantalla. Unas cifras muy por encima de las que pudiese lograr cualquier programa de televisión.

Rosa López fue la ganadora en aquella primera edición. La joven granadina se alzó con la victoria después de imponerse a otros concursantes míticos como David Bisbal, Chenoa o David Bustamante. Las dimensiones de Operación Triunfo fueron tales que Rosa López fue elegida para representar a España en Eurovisión.

El sello de Operación Triunfo aún perdura. Prueba de ello es que muchos de sus concursantes desarrollaron una carrera en el mundo de la música, como por ejemplo Chenoa, Manu Tenorio, David Bisbal, o David Bustamante. Todos ellos continúan en activo, gozando de gran reconocimiento nacional e incluso internacional.

En 2017 se estrenó OT: El reencuentro, y conocimos cómo había evolucionado la carrera de Mireia, que a pesar de no tener la popularidad de Bisbal o Chenoa, seguía dedicándose profesionalmente a la música. Según contó, había estado combinando ese trabajo con sus facetas de empresaria y madre de dos hijos.

Mireia, la segunda expulsada del talent, formó una banda junto a Javián, Álex y Geno, Fórmula Abierta, con la que durante años hicieron bailar a media España a base de canciones veraniegas. El grupo tuvo sus idas y venidas, incorporó a Miguel Ángel Silva cuando Casademunt se marchó y junto a él Mireia se convirtió en madre de dos hijos. Cuando la historia de Fórmula Abierta llegó a su fin y tras romper con el artista, la catalana rehízo su vida junto a Antonio Rodríguez, un hombre con el que ha compartido 13 años.

En el concierto de OT: El reencuentro tuvo su momento de gloria. Para empezar, Mireia cantó en la versión de “Lady Marmalade” con la que se abrió el concierto… y ya empezó a llamar la atención de todo el mundo en las redes sociales. Después, gracias al “chantaje” de Juan Camus a la organización del concierto, cantó “Hijo de la luna” de Mecano ya en solitario y lo petó bastante.

Poco después, hubo novedades en la carrera de Mireia: decidió abandonar La Década Prodigiosa, banda en la que había estado militando durante los últimos años, en parte por culpa precisamente del éxito cosechado gracias al revival de Operación Triunfo.

A partir de ese momento pensó en concentrarse en sus musicales para niños y proyectos como La Banda de Mireia, dedicada por completo a las canciones infantiles con un fin benéfico —gran parte de la recaudación de los conciertos va a parar a niños enfermos. Además, creó una empresa dedicada a organizar fiestas para mayores con niños. El proyecto se llamaba Fiesta de Peques y parecía que le había ido bastante bien.

La cantante ha confesado que ha denunciado a su ex marido Antonio Rodríguez tras 13 años juntos.

Ahora, la cantante ha revelado que el que había sido su pareja hasta ahora, Antonio Rodríguez, ha hecho de su último lustro una auténtica pesadilla. En sus últimos cinco años de relación no solo se alejó de todas las personas que le rodeaban, sino que perdió 15 kilos en un mes por culpa del sufrimiento.

Mireia ha denunciado al que fuera su marido después abandonar la casa por recomendación de su abogada. “En una hora cogí a mis hijos, algo de ropa y nos fuimos. Quise volver a casa a por cosas pero no me dejó. Cambió la cerradura, dio de baja mi teléfono, sacó todo el dinero de la cuenta común y sentí mucho miedo. Cada día iba a más y todo eso lo denuncié, aunque lo dieron por nulo por falta de pruebas. Yo probé todo y él reconoció que era verdad, incluso tengo mensajes en los que dice que me va a arruinar la vida”, contó la artista en una entrevista a la revista Semana.

Después de salir de la que era su casa con una mano delante y otra detrás, Mireia ya está tramitando el divorcio, a la vez que ha empezado una relación con un compañero de trabajo de la empresa de limpieza en la que lleva ya trabajando 10 meses. La cantante aseguró que el resto de los integrantes de OT no han creído a su antigua pareja las críticas que según él les dedicaba Mireia, y le han expresado su apoyo.

A la vez de estar rehaciendo su vida, está muy ilusionada por reencontrarse con sus excompañeros en el próximo homenaje que se está preparando en la memoria de Álex Casademunt.