Miguel insinúa que Adara está detrás de estas bromas telefónicas gimiendo… y nosotros tenemos la explicación

Ya ha pasado algún tiempo desde el final de Gran Hermano pero hay concursantes que siguen dando mucho de qué hablar. Adara, por ejemplo, la lió parda al acusar a Ylenia de recurrir a “ciertas cosas” para divertirse… a lo que Ylenia ya respondió de la manera perfecta, poniendo en su sitio a la concursante. Por su parte, Miguel sorprendió a propios y extraños apareciendo en Instagram con una larga melena rizada.

Ahora, se resucita el pique entre los dos, Adara y Miguel. Un mes después del final del reality la guerra entre los dos exconcursantes parece dispuesta a seguir… y lo hace de una manera que nos ha dejado el culo torcido.

¿El surrealista motivo? Unas llamadas que no han sentado muy bien al modelo. Miguel insinúa que Adara está detrás de una serie de bromas telefónicas, realizadas con número oculto, en las que lo único que se escuchan son gemidos fingidos.

La supuesta prueba está en el que el modelo ha conseguido grabar una de estas llamadas… y ha “pillado” a Adara riéndose y hablando durante la conversación. Aquí está la evidencia:

Vilas ha afirmado que si sigue recibiendo este tipo de bromas pesadas, tomará “medidas.

Lo cierto es que efectivamente la risa y la voz que se escucha pertenece a Adara… pero en realidad procede de este fragmento de Gran Hermano:

Es decir, que o bien Adara le ha gastado la broma… incluyendo un audio de ella misma dentro de la casa que le incriminaría —lo dudamos mucho—… o el propio Miguel ha hecho el montaje para seguir haciéndose la víctima, pensando que nadie encontraría el fragmento de Gran Hermano al que pertenece al audio —también lo dudamos, aunque a rebuscado nadie le gana—… o alguien ha conseguido su número de teléfono y le ha querido gastar la broma —lo más probable.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Más montajes locos: unas fotos insinúan que Rodrigo podría haberse liado con Adara a la salida de un bolo, y Bea se ha explayado.