Miguel Bosé, extorsionado, toma la decisión más difícil y enseña la cara de sus 4 hijos

Los más cínicos opinan que todo el mundo es muy celoso de su intimidad hasta que le ponen por delante un cheque con muchos ceros. Precisamente de esto le acusaron hace unos meses a Miguel Bosé, que siempre había sido un férreo guardián de la identidad de sus cuatro hijos.

Sin embargo, en abril apareció la todopoderosa Disney y le puso el dinero encima de la mesa. La idea era participar en una campaña publicitaria junto con otros famosos como Paz Vega o Manuel Díaz El Cordobés —y sus respectivas parejas e hijos— por el 25 aniversario del famoso parque, viajando hasta California y publicando imágenes en su cuenta de Instagram con sus pequeños. Eso sí, en el caso de Bosé, sus hijos aparecían de espaldas ocultando su rostro.

Estas son algunas de las fotografías que fueron muy criticadas por aquel entonces:

Parece que el destino le ha jugado una mala pasada al cantante, ya que de manera completamente inesperada ha publicado en Facebook una imagen perteneciente a aquel viaje, en la que aparecen los pequeños a cara descubierta. De esta manera, Bosé ha denunciado el hackeo de su correo y una posterior extorsión:

“Me han hackeado el correo. Me han robado archivos fotográficos de familia y me están extorsionando desde hace semanas y por eso no paso. Están tratando la venta del material a terceros. Por esa razón y para interrumpirle el negocio a mi agresor me veo obligado a hacer esto y a mostrar las identidades de mis hijos que desde su nacimiento he protegido tanto y mantenido en anonimato. Espero que, no obstante esta decisión forzada, la discreción hacia los menores de mi familia siga siendo respetada por todos como hasta ahora se ha hecho. Gracias.”

Así, para que nadie se lucre con las imágenes, ha permitido que sus seguidores puedan ver la cara de sus hijos Diego y Tadeo, nacidos en marzo de 2011, e Ivo y Telmo nacidos siete meses después.

Según ha trascendido, el cantante recibió varios correos electrónicos y mensajes de WhatsApp en los que le exigían 60.000 dólares por estas imágenes en Disneyland que, al final, han traído muchos quebraderos de cabeza al cantante.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, muy duro: Miguel Bosé recuerda así a Bimba en un día muy especial.