“Me dieron 3 meses de vida”, el Spiriman más sincero se disculpa por sus declaraciones

En un vídeo publicado en su Facebook, Jesús Candel “Spiriman” se disculpa por el polémico tweet del pasado 11 de octubre.

El médico Jesús Candel, más conocido como Spiriman, volvió a las andadas en Facebook. En esta ocasión, pretende dar un mensaje de ánimo a sus seguidores. Pero, a la vez, intenta explicar el por qué de aquellas polémicas palabras sobre el cáncer.

En dicho vídeo, de 12 minutos de duración, el activista ha contado en detalle cómo ha sido su peripecia con el cáncer. El pasado día 4 de agosto fue diagnosticado de cáncer de pulmón y los médicos le dieron “tres meses de vida”.

“Tenía un dolorcillo en el costado y resultó que tenía una costilla rota. Una costilla rota por una metástasis y vieron que aparte del cáncer de pulmón también tenía metástasis en el otro pulmón, en el hígado, en los riñones y tenía metástasis en los huesos, eso me acojono bastante, sobre todo en varias vértebras en el hueso sacro y en las caderas”, cuenta al inicio del vídeo.

Lógicamente, la dura noticia sentó como un jarro de agua fría para el médico. Sin embargo, cuenta que lo peor llegó cuando el médico le miró a los ojos y le diagnosticó tres meses de vida.

“Cuando te dicen esto el mundo se te cae y más sin tener síntomas. En el momento que me lo diagnosticaron me daban tres meses de vida, así que este mes debería de estar en el hoyo. Y aquí estoy, mejor que nunca”, recalcó.

Spiriman cuenta que “el tumor se ha reducido un 33%” en los últimos meses.

Tras tres largos meses, Spiriman relata que “el tumor se ha reducido un 33%, la metástasis ósea a desaparecido, el hueso se está comiendo las metástasis y todo está mejorando”. Por este motivo, el médico ha vuelto a explicar por qué publicó el polémico tweet del pasado 11 de octubre.

“Hay una frase que me dijeron y que me animó mucho: Jesús el que se quiere curar se CURA y el que no se MUERE. Desgraciadamente hay mucha gente que no se quiere cuidar y no quiere pasar por estos tratamientos tan duros y prefiere morirse. Este país esta lleno de gentuza y de analfabetos funcionales, subnormales también hay unos cuantos, que no quieren entender porque sois miserables y tenéis que tener una vida muy desgraciada”, dice Spiriman. De esta manera, vuelve a desatar la polémica con sus comentarios.

El doctor denuncia las constantes “vejaciones” sufridas desde la publicación del tuit. Considera que “ha sido un linchamiento político de cojones porque soy una persona muy molesta para el sistema. Que no entendáis que la lucha contra el cáncer es actitud y suerte me parece una cosa tremenda. Por eso hay gente que prefiere morirse porque no está preparada para luchar contra esto”.

“Es muy duro hacer ejercicio cuando te dan la quimio”.

Además, señala a los oncólogos los cuales, a quienes considera “incapaces de empatizar con vuestros pacientes y transmitirle ese mensaje y esa verdad que yo he intentado transmitir. Lo que pasa es que sois muy sensibles y muy susceptibles. Yo veo el cáncer como una cosa más. Yo le he hecho ver a mi hijo que estoy peleando contra un resfriado muy por culero y que simplemente venceré, porque yo no voy a morir de este cáncer”.

Spiriman se siente fuerte y revela que su secreto para que el cáncer se haya reducido de forma tan “espectacular” en su cuerpo ha sido “la actitud y el ejercicio físico”. “Son claves. Es muy duro hacer ejercicio cuando te dan la quimio, los músculos se te caen, estás débil. Al principio andas 100 metros y tienes unas agujetas terribles pero cada día puedes más y más y si en la siguiente sesión te pegan caña pues otra vez, como empezar de cero, ahí está el éxito”, dice.

Para finalizar, deja claro que se acabó “luchar más por los demás”, así que ha decidido centrarse en “luchar por los míos que sí son agradecidos con lo que hago”.