Marion Bartoli, apartada de Wimbledon por su extrema delgadez, teme por su vida

La extenista Marion Bartoli había sido invitada para participar en un partido de dobles seniors en el prestigioso torneo de Wimbledon, que conquistó en el año 2013. Para sorpresa de todos, a última hora su nombre ha desaparecido del cuadro y la única razón que dio la organización es “razones médicas“. La francesa mide 1,73 y pesa 47 kilos. Cuando ganó este Grand Slam pesaba 73 kilos.

Marion Bartoli

Desde hace un tiempo su salud ha preocupado a sus seguidores debido al gran cambio físico que ha dado en los últimos meses. Una estricta dieta sin azúcar, lácteos, gluten y sal junto a un riguroso programa de ejercicio, le han hecho perder casi 20 kilos. Una delgadez que puede haber sido el motivo que ha llevado a la organización de Wimbledon a retirarle su invitación.

Según el diario británico Daily Mail, Bartoli podría estar sopesando tomar medidas judiciales contra la organización. Pero ninguna de las dos partes han querido hacer comentarios al respecto.

Marion Bartoli

Aunque siempre ha defendido que su estado de forma se debe al ejercicio y la dieta, tras lo ocurrido en Wimbledon Marion Bartoli ha confesado que en realidad está afectada por un virus raro para el que los médicos aún no tienen nombre. Solo puede comer vegetales, no procesa las proteínas y tiene que usar guantes cuando habla por teléfono, ya que ha desarrollado un problema de electro-sensibilidad: “Esto no es vida. Solo estoy sobreviviendo. Temo por mi vida. Tengo miedo de que un día mi corazón se pare. Estoy viviendo una pesadilla. No le deseo esto a nadie. Cada vez está yendo a peor“, confesó. En unos días empezará un tratamiento.

La ex tenista francesa dejó a todos boquiabiertos con su gran transformación tras abandonar el tenis profesional. ¿No es increíble?

1730396-36606146-2560-1440

Durante su carrera, Bartoli siempre tuvo que aguantar las críticas de “expertos” o aficionados por su aspecto. Marion siempre afirmaba que adelgazar hubiese sido malo para su carrera tenística, porque necesitaba toda la potencia de sus poderosos brazos.

El gran éxito le llegó al final de su carrera, cuando ganó a Lisicki en la final de Wimbledon de 2013 y cerró muchas bocas. Poco tiempo después, Bartoli anunció su retirada para sorpresa de muchos aficionados.

Off Court At The 2016 Australian Open

En Julio, Marion ya había empezado una dieta y había cambiado sus hábitos de tenista profesional.

Bartoli afirma que el Yoga y el CrossFit han sido claves en su transformación. Precisamente fue en una de las charlas que dio para promocionar su nuevo estilo de vida cuando empezó a notar que algo estaba mal en su salud.

7690de20-43a1-11e6-8cb0-cb3609825449_12751282_1538571909776751_6392522_n

Hoy, he mimado a mi cuerpo“, dijo en octubre pasado. Orgullosa de sí misma, Marion Bartoli no duda en publicar regularmente fotos de su “nuevo” cuerpo.

Fuente.