Luto en españa: Mario, el joven de 27 años que ha fallecido por pura mala suerte

Víctima de un macabro capricho del azar.

Cuando se conoce la trágica noticia del fallecimiento de una persona, siempre genera una gran conmoción tanto en su entorno personal como profesional. En la mayoría de los casos sucede por causas naturales, como la avanzada edad, y es relativamente más fácil racionalizar lo sucedido. Sin embargo, en otros intervienen factores que acentúa la tragedia.

Hay muertes que parecen verdaderamente un macabro capricho del azar. Es el caso del fallecimiento de Mario Cáceres Muñoz, un joven de 27 años, vecino de Plasencia, que el pasado sábado perdió la vida en un auténtico infortunio.

Una triste casualidad acabó con su vida cuando viajaba por una autovía a la altura de Casatejada, en sentido Madrid. Conducía su turismo blanco y acababa de pasar delante de las instalaciones de VerAvic, a 9 kilómetros de Navalmoral de la Mata, cuando un coche le cayó encima.

Su vehículo quedó aplastado.

Así es: un vehículo se precipitó al vacío desde el puente elevado de la autovía que distribuye el tráfico hacia Casatejada, Jaraíz de la Vera y la propia autovía por la que transitaba Mario. La mala fortuna quiso que el coche negro que venía desde arriba cayese justo encima del suyo. Fue una muerte instantánea.

Sus familiares, amigos y conocidos lloran su pérdida y lamentan la increíble mala suerte del joven. El turismo negro que había chocado con otro coche en el puente de la autovía que permite realizar el cambio de sentido se precipitó justo encima del de Mario después de romper las barreras metálicas de protección. El coche blanco, que circulaba en ese momento por la autovía, quedó literalmente aplastado.

La línea que separa la vida de la muerte pudo estar en unos metros o en sólo unos segundos, así que el destino jugó en contra de Mario. El hecho de que el accidente se produjera a última hora de la tarde permitió que sólo los más allegados conocieran la identidad del fallecido. Al día siguiente, Plasencia despertó conmocionada tras conocer el suceso.

“Un chaval lleno de alegría y confianza en sí mismo”, aseguran quienes conocieron a Mario. Toda la ciudad está conmocionada por su muerte temprana, que consideran “absurda e injusta”. Los allegados del joven han llenado las redes sociales de mensajes de condolencia e incredulidad después de conocer lo sucedido. La familia ha recibido centenares de muestras de apoyo y ánimo en estos momentos.

El joven que conducía el otro vehículo es un varón de 25 años, que fue intervenido de urgencia por trauma torácico y abdominal en el Hospital Campo Arañuelo de Navalmoral de la Mata. Después, fue trasladado a la UCI del Hospital Universitario de Cáceres y su pronóstico es muy grave.