Los padres de Julen, de nuevo papás de una niña dos años después de la tragedia

La madre del pequeño que murió tras caer a un pozo en Totalán dio a luz una niña.

Está claro que nada les podrá hacer olvidar aquellos trece agónicos días del mes de enero de 2019. Su hijo pequeño, Julen, de dos años, cayó a un pozo de 110 metros de profundidad en una montaña de Totalán, Málaga, en un abrir y cerrar de ojos.

Aquellos días parecieron años hasta que en la madrugada del día 26 un grupo de mineros asturianos llegó hasta el cuerpo ya sin vida del pequeño, después de remover 40.000 toneladas de tierra de aquel cerro. Pero tampoco olvidarán nunca los padres del niño, José Roselló y Victoria García, la primavera de 2017 cuando su hijo mayor, que entonces tenía tres añitos, se desvaneció mientras jugaba en el paseo marítimo de El Palo.

En aquella ocasión, el pequeño murió de un infarto. La tragedia descolocó a la joven pareja veinteañera, que se aferró a Julen. Pero cuando él también perdió la vida, quedaron totalmente abatidos, muchas tragedias en demasiado poco tiempo.

Tenían por delante, además, el duro proceso judicial por la muerte de Julen en el que se enfrentaban a un primo político, David Serrano, conocido como “El Moe”. Él era el dueño de la finca en la que ocurrieron los hechos, y el encargado de ordenar un pozo sin permisos que quedó sin sellar.

“El Moe” fue acusado de homicidio por imprudencia grave pero finalmente el juicio no se llegó a celebrar, ya que Vicky y José llegaron el día antes a un acuerdo con Serrano. Este se comprometió a pagarles unos 175.000 euros, de acuerdo con las compensaciones por accidentes que la ley establece. Sin embargo, posteriormente David no cumplió los pagos estipulados, por lo que continuó el enfrentamiento.

En cualquier caso, consideraron que fue “saludable” no enfrentarse al juicio oral, y trataron de olvidar la parte judicial porque ya tenían bastante drama encima.

Casados desde hace un año.

Apenas un mes más tarde de aquello y con la intención de no dejar de sonreírle a la vida, la pareja decidió darse el “sí quiero” en la Ciudad de la Justicia de Málaga. La doble tragedia que les ha tocado vivir a una pareja tan joven les unió más y reforzó su amor. Fruto del mismo, vino al mundo una nueva niña, muy buscada y muy especial para la pareja.

Las pasadas navidades, las segundas que pasaban sin sus hijos, ya contaban emocionados con un embarazo a punto de llegar a término. Como si de un regalo divino se tratara, la hermana de Oliver y Julen llegó a este mundo exactamente dos años y seis días después de que el pequeño Julen falleciera. Según el entorno de la pareja, todo fue muy bien y se parece a su padre.

“Están muy muy felices. Y se lo merecen después de todo el calvario que han vivido”, contó una familiar. La pareja quiere dejar atrás la tristeza, aunque sin olvidarse nunca de sus dos pequeños ángeles, cuyas fotografías empapelan la vivienda familiar junto a los regalos que les llegaron desde todas las partes del mundo cuando falleció au hijo Julen.

También los rostros de los dos pequeños están grabados a tinta en el brazo derecho de su madre, así como sus nombres, y los motivos de Disney que le gustaban a los niños: el Rey León para Oliver, y Moana para Julen.

Han pasado dos años de aquella tragedia y siempre mostrarán su agradecimiento a las infinitas muestras de cariño de la gente y al equipo de profesionales. Pero tampoco olvidarán nunca la parte mala de que se convirtiera en un caso mediático: en una entrevista a este periódico cuando se cumplió un año del suceso, José confesó tener la sensación de que muchos políticos solo subieron allí para “hacerse la foto”. Le pedían que saliera a recibirlos a pesar de las condiciones en las que se encontraba.

También recibieron con sorpresa cómo una responsable de la Delegación del Gobierno en Andalucía publicó el libro: “Julen, el niño de todos”. No solo es que no hubiera hablado previamente con los padres, sino que ellos ni siquiera tenían conocimiento de su existencia hasta una vez publicado. A Vicky le enfureció el título: “¿El niño de todos? ¡Era el mío!”.