Los hachazos de Jordi Cruz que no están sentando nada bien a las celebrities de MasterChef

El tercer programa de MasterChef Celebrity ha estado marcado por la llegada de Estefanía Luyk. La modelo desembarcó este martes para ocupar la vacante que dejó libre María del Monte al abandonar por decisión propia la competiciónculpando después al jurado de su abandono.

cxx9mbivqaaqk44

Además de una prueba de repostería que es ya un clásico del programa, las croquembouches, los aspirantes viajaron a Valencia para cocinar en el Veles e vents, un restaurante que ya se ha convertido en un emblema de la ciudad, en una de las pruebas más duras hasta la fecha.

Pero parece que, en vez de amedrentarse delante de las celebrities, los jueces Jordi, Pepe y Samantha están siendo más críticos que nunca. En esta tercera entrega vimos a un Jordi Cruz muy molesto desde el primer momento con la actitud de algunos concursantes en las cocinas. Y la primera en llevarse un tirón de orejas fue la recién llegada Estefanía Luyk.

A Jordi le molestó la actitud de Luyk y empleó su tiempo en la valoración de la primera prueba para dejar las cosas claras:

“Si te digo algo, hazme caso.”

Además, recordó a la modelo y al resto de concursantes la obligación de hacerse con todos los ingredientes en el supermercado y no prestarse cosas entre ellos. El Cordobés se llevó la bronca de Jordi por compartir ingredientes con otros participantes del programa.

1479126129251

Por último, cuando Miguel Ángel Muñoz intentó excusarse por no haber hecho correctamente las croquembouches, Jordi le dijo muy serio que “tienes mucho rollo pero no cuentas nada.

Se entienden ahora mejor las palabras de María del Monte cuando le recriminó al jurado unos supuestos malos modales durante las grabaciones:

“No hace falta tener todo el día esa cara de fiscal de Morena Clara para hablar con la gente.”

El enfado era tal que casi se marchó del programa sin despedirse, hasta que Pepe Rodríguez le comento que “puedes despedirte de nosotros aunque tengamos cara de acelgas.

cwuc4aaukaakl4f

Aunque en aquel caso, la sevillana dijo que Jordi Cruz era el único que se salvaba: “Él me ha dicho que quiere ser mi amigo y lo será. Tiene otra cara“.

También recordamos las palabras de Mónica Naranjo cuando le propusieron participar en el programa:

“No me parece bien que entre compañeros seamos tan cabrones. El otro día veía a Jordi [Cruz] poniendo esas caras… ¡Qué malo es Jordi! Mira que le quiero, pero es malo. Y Loles le miraba con una carilla… ¡Me daban ganas de darle una torta con la mano abierta!”

Sea como sea, si las celebrities que el paso por este MasterChef iba a ser un camino de rosas, estaban equivocados.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.