Lorena de ‘Gran Hermano 14’ va a ‘Cámbiame’ después de perder 60 kilos… y Pelayo Díaz se cabrea con nuevo look

El espectacular cambio físico de Lorena nos ha dejado con la boca abierta. La polémica concursante de Gran Hermano 14 que se defendió con uñas dientes contra el resto concursantes que, precisamente, se habían metido con su físico, está hoy en día prácticamente irreconocible. La joven trabajaba como estilista de uñas y cuando entró en el programa luchaba con sus graves problemas de baja autoestima debido, en parte, a su peso.

lorena-647x370

Aquella edición tuvo como novedad la distribución previa al concurso de unas tarjetas como las de recarga del móvil, llamadas “tarjetas solidarias” que se distribuyeron por tiendas, gasolineras y quioscos. Estas tarjetas otorgaban a las tres personas cuya tarjeta contuviera la palabra “premio” la posibilidad de acceder a la fase final del casting. Una parte de los beneficios serían destinados a Cruz Roja.

Novedades como esta aparte, la edición fue como muchas otras, con sus concursantes más o menos conflictivos —hablamos recientemente de Igor Basurko, uno de los finalistas, que ha sido condenado a la cárcel por hacerle esto a una amiga suya—, y entre los que Lorena ha sido a posteriori una de las más recordadas

La valenciana había seguido una dieta a rajatabla, ya que su salud había llegado a peligrar, y los resultados han sido espectaculares. Su fuerza de voluntad, acompañada del apoyo de familiares y amigos, han sido los principales pilares que la han llevado a conseguir este complicado reto.
Esto es lo que contó Lorena hace unos meses en su Instagram, tras haber perdido 45 kilos:

Una foto publicada por Lore 🙋🏽👑❤️ (@lore_edo) el

Soy fuerte,mucho. Tengo las ideas claras, como el agua. Pero no todos los días estamos bien, no todos los días tenemos las mismas fuerzas. Y estoy expuesta, porque quiero, porque me gusta y porque quiero ayudar.

Siento vergüenza, pena y rabia cuando leo comentarios en mis redes sociales que dicen; “has engordado” “estabas mas delgada antes” “estas engordado” etc.

Que vergüenza! no solo tenemos que luchar día a día con campañas que alimentan la delgadez extrema, recientemente Gucci… Sino que tenemos que leer comentarios, de personas que en lugar de sumar, restan. Con que fin? Hacer daño? Hundir? Que propósito hay en sus comentarios? Pues os informo que aquí, en mi casa, somos una familia, de personas sanas, con ganas de luchar por ser mejores, de motivarnos y apoyarnos, y aquí no hay lugar para las personas que se dedican a restar en nuestra lucha o en nuestra vida.

Estoy sana, fuerte, gracias a mi entrenadora dura como una piedra y trabajando en mi lucha de la reeducación alimentaria. Eso es lo mas importante.

Aquí no hay lugar para gente con mente enferma o dañina, aquí sumamos, nos ayudamos y si hay que llorar se llora,pero siempre con el corazón.

Os mando un beso con toda mi alma,familia,porque [email protected],también formáis parte de mi.

me veo en esta foto y veo a la misma mujer,antes que ahora,solo que ahora estoy sana. Miro mis ojos y veo lo mismo que veo ahora.>

Recordad lo que siempre nos recuerdan los médicos: una dieta es algo muy personal, y se tiene que hacer en función a las necesidades de cada uno. Pero las pautas que le dieron a Lorena se basaban en cuatro principios fundamentales:

1. Deporte. ¡Muy importante! No solo controlando la comida se pierde peso. Hay que complementarlo con ejercicio físico.

2. Dejar aparcados los azúcares y los hidratos. ¡Nada de dulces! Ni chocolate, ni bollos, ni pasteles… ¡Pero es que estas cosas cuestan!

3. Mucha verdura. Las acelgas, el repollo o la coliflor se harán vuestros amigos más íntimos. ¡Muy sano todo!

4. ¡Proteínas por un tubo!. Una dieta basada principalmente en carne y pescado. ¡Todo a la plancha eso si! El aceite está prohibido.

Y ahora, Lorena ha acudido al plató de Cámbiame para conseguir un cambio de imagen que acompañe a su transformación física.

El estilista elegido ha sido Juan Avellaneda –que sustituye a Cristina Rodríguez durante estas semanas–, que ha elegido un conjunto formado por un vestido estampado, blusa blanca y una rebeca de color rosa.

En cuanto al maquillaje y peinado, se ha mantenido el look habitual de la gran hermana. Lo cierto es que, aunque el cambio no ha sido tan radical como otros que hemos visto en el programa, el resultado final no le quedaba nada mal a la ex concursante

… hasta que saltó la polémica: y es que uno de los estilistas acusó a Avellaneda de haber “copiado” uno que había hecho él mismo una semana antes, y que, además, la falda estaba mal cortada.

Por supuesto, se trata de Pelayo Díaz, que parece no tragar a Avellaneda ya que no es la primera vez que pone pegas a alguno de sus cambios.

Éste no ha dudado en responder, dejando claro que su estilismo no era una copia, y ha justificado el estilismo escogido diciendo que buscaba mantener el estilo y gusto de Lorena.

Así han reaccionado en las redes:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que Desirée, también de Gran Hermano 14, se ha presentado a Cámbiame… y ha ocurrido esta desgracia.