“Lo que pedí, lo que me trajeron”, cachondeo con la anécdota de Iker Casillas sobre sus regalos de Reyes

¿Quién no ha vivido algo así la mañana de Reyes?

La mañana de Reyes es muy especial para todos los niños que celebran esta bonita tradición. Todos recordamos lo emocionante que era despertarse y comprobar que nuestra casa se había llenado de regalos, algunos de los cuales se correspondían exactamente con lo que habíamos pedido —¡qué casualidad!—. Una costumbre que estamos deseando continuar con nuestros hijos.

Pero no es menos cierto que también nos hemos llevado alguna que otra decepción por culpa de los Reyes. La mayoría de las personas han abierto un regalo que ha resultado ser muy diferente a lo que esperaban, uno de esos casi pero no que se nos atragantaron de niño y que cuando nos hacemos mayores seguimos recordando con amargura… Sabéis de lo que os hablamos, ¿verdad?

Algo así le ocurrió a Casillas; el portero del Oporto no ha duda en compartir la anécdota con todos sus seguidores, utilizando el irónico hashtag #seconfundieronLosReyesMagos. En la publicación, muestra dos juguetes con los que se identificarán todos los niños de finales de los 80 y principios de los 90: el Scalextric que pidió en 1989 a los Reyes Magos… y el AutoCross Turbo que le trajeron en su lugar.

La foto, con más de 8.000 me gusta, ha despertado la complicidad de los seguidores, que han bromeado con el portero… incluyendo algún que otro trolleo que, hasta donde podemos saber, Casillas se ha tomado bastante bien.

¿Qué os parece a vosotros?