Le diagnosticaron cáncer y decidió no someterse a ningún tratamiento, ¡esto es lo que hizo en vez de eso!

El abuelo que saltó por la ventana y se largó es solo un libro —bueno, y una película—, pero la historia que aquí te mostramos es real.

Lo creas o no, esta anciana de 90 años se fue de viaje por carretera con su familia en vez de someterse a un tratamiento contra el cáncer. Esta es la increíble historia de Norma, una mujer de Michigan que dijo no a la quimioterapia y sí a vivir su sueño.

Cuando Norma, de 90 años, descubrió que tenía cáncer, decidió irse de viaje.

Los médicos le dijeron que podía someterse a quimioterapia, pero Norma tenía otras ideas.

“¡Tengo 90 años y me voy de viaje!” dijo. Y eso es exactamente lo que hizo.

Junto a su hijo Tim y su nuera Ramie, Norma partió hacia un épico viaje por Estados Unidos.

No tenía garantías de sobrevivir a la operación y a la quimioterapia necesaria para tratar su cáncer, así que decidió disfrutar el tiempo que la quedaba haciendo cosas que siempre quiso hacer.

Han atravesado varios estados y visitado muchos sitios durante su increíble viaje.

Y aunque Norma ha estado ocupada, ha tenido tiempo de pararse a oler las rosas.

Han estado en el Monte Rushmore, el parque Yellowstone y las montañas Rocosas…

…Y han visto gran cantidad de flora y fauna por el camino.

Tampoco han viajado solamente por carretera.

Pero a dónde quiera que va, siempre lo hace con una sonrisa.

¡Hasta se subió a un globo aerostático!

Norma está decidida a sacar el máximo provecho a la vida tras la muerte de su marido el año pasado.

Cuando le preguntaron cómo conseguía ser tan positiva, respondió “Solo sigo adelante cada día, eso es”.

En lo que lleva de viaje ha hecho cantidad de amigos interesantes.

Y a veces tiene que parar a descansar, pero pronto está en la carretera de nuevo.

Se fueron de Michigan en una RV en agosto de 2015 y aún siguen viajando 6 meses después.

Y por supuesto, hay que comer bien para conservar las energías.

No parece que el viaje vaya a acabar pronto. ¿Quién sabe dónde irán después?