Laura Matamoros la lía con un comentario y Twitter se le echa encima: “Daría gusto verte trabajando en el campo pasando frío”

La última entrega de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet edition’ ya tiene ganadora, durante semanas, los cinco comensales VIP pasaron por las casas de cada uno de los participantes.

Este martes ya sólo faltaba la casa de Laura Matamoros. La hija de Kiko Matamoros les elaboró a sus compañeros un elaborado menú: gazpacho de melón, tartar de atún y tiramisú. Tras recibir en su piso a sus compañeros, la influencer se encargó de leer quien había sido la ganadora y para su asombro se trataba de ella misma, con un premio de 3.000 euros.

A mitad del programa, el cantante Francisco, preguntó a Matamoros lo que suponía su profesión.
Laura le respondió que “influenciaba a mucha gente de todas las edades tanto con su forma de vestir, como con sus destinos de viaje. También explico “que trabajó en tiendas de ropa, tanto por la mañana y por la tarde, en una clínica dental y de administrativa”.

“Mi vida no es una vida normal, la verdad”, siguió la anfitriona, que llegó a decir que su profesión era complicada, ya que tiene que estar muy pendiente de las redes sociales.

Por último, reconoció que ser “una Matamoros-Flores es bastante complicado”, porque los apellidos “pesan”, unas palabras que no sentaron nada bien en Twitter y generó comentarios como estos:

https://twitter.com/martin13952/status/1171530173428056065

https://twitter.com/Valeria29200667/status/1171542303242096641https://twitter.com/eklittlebastard/status/1171541093198045190