Las ventajas de ser un coreano en España y hacer de la calle tu territorio, ¡el puto amo!

Reconocedlo, vosotros también lo habéis hecho en alguna ocasión: el pecado del postureo. Todos nos hemos dejado seducir en alguna ocasión, o al menos hemos tenido la tentación, de caer en el aplauso fácil o la sonrisa cómplice de nuestros seguidores en Facebook, Twitter o —la red favorita para el postureoInstagram.

Y es que si en otros tiempos, hacía falta ser un auténtico triunfador para obtener la aclamación popular, hoy en día basta un perfil en una red social, unos cuantos selfies, una dosis de “sonrisas Profidén” y mucho tiempo libre para presentar una vida de triunfador. Pero nada como la ocurrencia de nuestro protagonista, al que se le ha ocurrido la manera definitiva de tirarse el pegote en las redes sociales.

Juzgad vosotros mismos:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Os dejamos con la lamentable ostentación de esta nieta disfrutando la herencia de la abuela está indignando a las redes sociales.