La reina Letizia estalla contra Leonor tras saltarse las normas de su madre

Como todo el mundo sabe, Letizia Ortiz siempre ha sido muy meticulosa con su aspecto físico. La mujer del rey siempre ha estado muy pendiente de sus alimentación, así como de su peculiar estilo de vida.

Hace unos meses, en una de sus visitas por España se demostró que actualmente no come carne. Y es que la reina Letizia rechazó una deliciosa ración de jamón ibérico, que se comió Felipe en su lugar.

La madre de Leonor y Sofía, además, siempre ha tratado de enseñar a sus hijas lo importante que es para la salud llevar una buena alimentación. Letizia quiere que sus hijas sigan el mismo ejemplo que ella, y por ello que la reina mantiene una dieta estricta a Leonor y Sofía.

Por ejemplo se sabe que en Zarzuela no pueden entrar alimentos prohibidos como los ultra procesados, ni bollería industrial ni nada por el estilo.

Pero es inevitable que unas niñas tan jóvenes no tengan la tentación de comer alimentos como el chocolate o las chuches, algo que para Letizia está completamente prohibido. Desde que se casó con Felipe, el rey sigue hasta cierto punto este estilo de vida, a pesar de que jamás rechazaría una buena ración de jamón ibérico.

Se trata de algo que le ha supuesto muchas críticas a Letizia a lo largo de su vida, porque muchos piensan que está obsesionada con su físico y que sigue demasiado estrictamente este estilo de vida.

En Blau ha sido uno de los medios que ha repasado cómo es realmente la reina mediante un vistazo a la obra de Carlos García-Calvo, llamada Letizia, de la A a la Z. En el libro se desgrana el odio que la actual reina de España tiene por los alimentos procesados como la comida procesada.

Letizia, además de odiar el azúcar, toma alimentos sin azúcar de forma súper estricta. Incluso se ha especulado que su obsesión es tal, que se encarga de lo que tienen que comer sus hijas cuando estas comen en el colegio.

Probablemente tanto Leonor como Sofía estén hartas de esta costumbre de su madre, y a ellas les apetezca tener una dieta un poco menos estricta.

Letizia detesta que Leonor se salte la dieta.

En Blau especula sobre la posibilidad de riñas entre Letizia y sus hijas, ya que como es lógico Leonor y Sofía en algún momento han podido decir basta a su madre. El citado medio explica que, según una leyenda urbana, durante una excursión escolar de Leonor por Navarra, la futura reina no aguantó más y se compró una caja de bombones.

Habría que ver la reacción de Letizia después de saber que su hija se había podido ventilar una caja llena de bombones de chocolate y repletos de azúcar.

Hace unos años la Casa Real publicó varios vídeos de su vida más privada, en los que se podía ver cómo las niñas comían en la mesa grande con los reyes. La postura de Leonor y Sofía era, desde luego, digna de una cena de gala.

Además, también se pudo comprobar que comían una de esas típicas sopas que los niños detestan. Con esto queda claro que mientras las niñas vivas en esa casa, su dieta será la misma que la de su madre.

Hay que recordar que tanto Letizia como Felipe están tratando a su hija como el gran futuro para salvar la monarquía española. De ahí que, desde bien pequeña, le estén inculcando estos valores, aunque algunos puedan parecernos algo estrictos.