La rajada de Saúl Craviotto —’MasterChef Celebrity’— sobre la declaración de independencia de Cataluña

La segunda edición de MasterChef Celebrity continúa imbatible su aventura en el prime time de los martes. Y es que el talent culinario está batiendo récords en parte por un elenco de concursantes que está haciendo las delicias de los seguidores del formato. Uno de ellos, además, está levantando pasiones: se trata del piragüista y policía nacional Saúl Craviotto, que sigue su aventura en los fogones del programa como uno de los favoritos… también entre sus compañeras de plató.

Sin ir más lejos, fue protagonista de uno de los momentos más comentados de esta edición del concurso, al darse un beso de película con Eva González que no dejó indiferente a nadie. Como tampoco han pasado desapercibidas unas incendiarias declaraciones en Twitter en las que el nacido en Lleida rompe su silencio acerca de la declaración de independencia de Catalunya.

Craviotto ha publicado un largo texto en el que desvela su opinión al respecto, radicalmente en contra del sececionismo.

Quería agradecer a todos los compañeros que han entendido que mi situación no era sencilla y pediros disculpas por no haber hablado hasta ahora. Soy policía nacional, con toda mi familia en Lleida y me siento orgulloso de ser catalán y español. Vamos, que tengo el “pack” completo“, ha explicado.

“Después de todo lo vivido las últimas semanas, no era sencillo posicionarse o hablar y menos con la crispación y ambiente de enfrentamiento que se respira en las redes sociales y en la calle, pero después de consumarse la irresponsabilidad de hoy, me decepcionaría a mí mismo si no os mandara este mensaje, compañeros. Quería transmitiros mi apoyo absoluto a todos esos policías y guardia civiles que estáis destinados en Cataluña, así como a la inmensa mayoría de Mossos d’Esquadra que están por restaurar la legalidad y sentido común.

Desgraciadamente, ante esta locura sin plan de ruta no se me ocurre otra medida distinta a la de aplicar ese artículo 155, que espero y deseo que se utilice de forma graduada y proporcional. El 1 de octubre me cayeron muchas lágrimas al ver lo que estaba ocurriendo en mi querida tierra. Por supuesto que no me gustó ver esas imágenes y deseo con todo mi corazón que no se repitan. Sólo pido que el agua vuelva a su cauce cuanto antes porque con esta sinrazón vamos a la deriva.”

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.