La petición de la ONU al Gobierno de España para prohibir que los niños vean los toros divide a las redes

Otro día, otro encarnizado debate en las redes sociales. Y aunque es cierto que hay gente con una facilidad pasmosa para pasarse de la raya en Internet, también ocurre que algunas polémicas surgen por las razones más triviales… y es que hay gente que parece que tiene demasiadas ganas de ofenderse.

Todavía colea en las redes la polémica que hace algo más de un año rodeó a la muerte del torero Víctor Barrio, o la más reciente de Iván Fandiño. Sus fallecimientos se convirtieron en tendencia en Twitter con comentarios a favor y en contra del espectáculo taurino.

Pero lo que mayor polvareda levantó fue el hecho de que aparecieran muchas publicaciones de antitaurinos no sólo alegrándose de la muerte del torero, sino además haciéndolo en los propios muros o perfiles de los familiares del fallecido. El mismísimo Frank Cuesta, reconocido defensor de los derechos de los animales y antitaurino, “sorprendió” pidiendo respeto por la familia del torero y criticando a los que se alegraban de su muerte.

También fue muy sonado cuando el youtuber Jpelirrojo, que acaba de aparecer en una campaña del helado MaxiBon, quiso dar su opinión después de la trágica muerte del torero, convirtiéndose en un auténtico quebradero de cabeza para la marca que le pagaba.

Ahora, el tema vuelve a la palestra después de que la ONU haya solicitado a España que prohíba que los menores de edad asistan o participen en espectáculos de tauromaquia, debido a los “efectos perniciosos” que podrían tener sobre ellos.

“El Comité de los Derechos de los Niños recomienda que el Estado prohíba la participación de niños menores de 18 años como toreros y como espectadores en espectáculos de tauromaquia”, concluyó el organismo en un análisis sobre la situación de los derechos de los niños en España.

La ONU recalcó que esto no significa que la institución esté en contra de la tauromaquia en general en España.

“Es un evento histórico y cultural, pero usar a niños como toreros es un ejercicio violento (…) también es un ejercicio violento si los niños son espectadores de una corrida.”

El relator de la ONU para España, Gehad Madi, también aseguró después de que se conociera esta recomendación que el comité está “preocupado por el nivel de violencia” en las escuelas taurinas, y recomendó al Gobierno que prohíba la asistencia de los menores a esos centros.

Por su parte, el secretario de Asuntos Sociales y delegado de España, Mario Garcés, explicó al comité que la edad mínima para entrar en dichas escuelas es de 14 años, y que la tauromaquia está regulada a nivel autonómico:

“Cada escuela y cada gobierno regional tiene su propia regulación sobre la tauromaquia.”

Sea como sea, el Partido Animalista —PACMA— ha aplaudido la recomendación, y ha señalado que está de acuerdo en que la tauromaquia “fomenta la violencia y el ejercicio de la violencia en general, por lo que no puede ser observada por un menor”. Según ellos, la tauromaquia “ejemplifica lo contrario” a los valores de pacíficos y de respeto a la naturaleza.

Por su parte, desde la Fundación Franz Weber creen que la petición de la ONU “consolida su posición respecto a la vulneración que causan los eventos taurinos en los derechos de los niños, niñas y adolescentes”. En palabras de Vera Weber, presidenta de la fundación:

“La ONU nos ha ofrecido otro argumento para posicionarnos en contra del espectáculo cruel, violento y anacrónico que supone la tauromaquia, en el que las víctimas no son sólo los toros y los caballos, sino toda la sociedad.”

En las redes se han podido leer opiniones como estas:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.