La lapidaria frase que Miguel Carcaño le dijo en la cárcel al padre de Marta del Castillo

Miguel Carcaño volverá a pisar un juzgado el próximo año.

El asesino confeso de Marta del Castillo y único de todos los sospechosos por el caso que está en prisión, Miguel Carcaño, volverá a ponerse delante de un juez en unos meses. Lo hará en calidad de testigo en el juicio que afecta a «El Cuco» y a su madre, ambos acusados de urdir un plan para engañar al tribunal que juzgaba el crimen de la joven sevillana en 2009.

Carcaño ha llegado a dar hasta siete versiones diferentes de lo que ocurrió en la noche en que murió la joven. En su última declaración responsabilizó a su hermano del asesinato. Esta versión empieza a encajarle a la familia de la joven, cansada ya de tantas búsquedas infructuosas.

Durante una visita del padre de Marta del Castillo a Carcaño en la prisión de Herrera de la Mancha, donde cumple condena de 21 años, este le aseguró que desconocía el paradero del cadáver: «No sé dónde está el cuerpo, pregúntale a mi hermano», le dijo.

En ese momento le explicó que en la noche de los hechos había tenido una fuerte discusión con su hermano por haberse gastado el dinero de la hipoteca. Marta medió en dicha discusión y Francisco Javier acabó dándole a ella un golpe en la cabeza con una pistola, presunta causa de la muerte de Marta. Insistiendo en culpar a su hermano y a su amigo «el Cuco», de haber podido mover su cadáver a otro lugar.

El juicio, que promete dar un vuelco al caso y arrojar, por fin, luz al misterioso caso que sigue en punto muerto, se celebrará en Sevilla entre el 29 de mayo y el 9 de junio de 2022. Madre e hijo se enfrentan a una pena de entre dos años a ocho meses de cárcel por, supuestamente, haber mentido en el juicio del crimen de Marta del Castillo.

Miguel Carcaño será libre en menos de 9 años.

Si todo transcurre con normalidad, Miguel Carcaño será libre en mayo de 2030 y tendrá 41 años. No obstante, en los últimos años ha intentado conseguir algún permiso penitenciario, aunque sin demasiado éxito.

Se le considera un narcisista diagnosticado, por lo que en alguna ocasión se barajó que algunas de sus declaraciones fueran para llamar la atención. No le asustaba la repercusión mediática que tuvo el caso, e incluso llegó a tener algún club de fans.

En su causa declararon «El Cuco» y sus padres. Todos ellos fueron imputados por un presunto delito de falso testimonio. El magistrado comprobó que «urdieron un plan que tenía como finalidad engañar al tribunal» sobre lo sucedido la noche en la que desapareció Marta.

El joven, que en aquel momento era menor, aseguró ante el juez que no había estado en casa de Carcaño el día del crimen. Pero en una de las versiones aportadas a la Policía dijo que vio a su amigo y a su hermano con el cuerpo de Marta. Según relató a los agentes, una gran mancha de sangre rodeaba el cuerpo en el salón. Aquella declaración no la ratificó ante el juez.