La “influencer” Marina Yers la vuelve a liar renegando de la mascarilla y duda del coronavirus

La joven opina sobre no ponerse la mascarilla.

La influencer Marina Yers no es ajena a la polémica. En el pasado protagonizó sonadas polémicas como la que se produjo cuando aseguró que el agua no hidrata. Como lo oís.

Ahora, ha vuelto a ponerse el ojo del huracán. En esta ocasión ha sido por un vídeo en el que reniega de la mascarilla y duda sobre el coronavirus.

El vídeo ya no aparece en sus stories de Instagram y no está fechado, pero en él luce una camiseta idéntica al de otros vídeos recientes. En las imágenes la joven comienza quejándose por el uso de la mascarilla. “Que sí, que hay una pandemia mundial y todo lo que tú quieras, pero ¿qué te influye a ti que no me la ponga yo?. Me influye a mí, me contagio yo, es mi puto problema, ¿vale?”, dice enfatizando mucho sus palabras.

Para empezar, omite el hecho de que si una persona no lleva mascarilla y es portadora de un virus, puede propagarlo con más facilidad y con mayor carga viral que si la llevara. Por lo tanto, sería una fuente de contagio peligrosa, afectando a otras personas.

Pero las imágenes continúan. La joven de origen ucraniano, de 21 años, se burla de quienes la consideran irresponsable. “No tengo personas mayores en casa, a mi madre le da igual, de hecho no cree en el coronavirus, y yo… me pillas como que ay, ay”, dice, dudando de la propia existencia del virus.

“No me creo nada del Gobierno ni de los medios de comunicación. entonces… ay”, insiste, sin aportar realmente argumentos o pruebas.

“Y sí, qué están muriendo personas y todo eso, pero tengo un vecino que murió de coronavirus supuestamente y en verdad tenía otra patología relacionada con la respiración y el tío murió de eso y su mujer protestó y finalmente dijeron que era coronavirus”, dice.

Para poner esto en contexto: la “influencer” tiene 1,6 millones de seguidores en Instagram, y casi dos millones en YouTube.

Y tú, ¿qué opinas?