La historia detrás del cambio que ha sufrido el rostro de Melanie Griffith

Melanie Griffith, nacida en Nueva York en 1957, es una popular actriz de cine estadounidense ganadora del Globo de Oro y un Oscar por su papel en Armas de mujer. Es hija de la también mítica actriz y modelo Tippi Hedren, y el publicista Peter Griffith.

A lo largo de una carrera de casi cuatro décadas ha trabajado con varios de los más grandes actores de Hollywood, como Paul Newman, Tom Hanks, Harrison Ford, Tommy Lee Jones, Michael Douglas, Jeremy Irons, Ed Harris, Nick Nolte, Antonio Banderas, Bruce Willis, entre otros.

En nuestro país es especialmente conocida desde que comenzó una relación con Antonio Banderas, su compañero de reparto en “Two Much”. Después de sus respectivos divorcios, Griffith y Banderas se casaron el 14 de mayo de 1996. Su hija, Stella del Carmen Banderas, nació el 24 de septiembre de 1996 en Marbella.

Aunque parecía uno de esos raros matrimonios sólidos como una roca de Hollywood, en junio de 2014 Griffith y Banderas anunciaron su intención de divorciarse “de una manera amistosa” tras 18 años de relación. En diciembre de 2015, el divorcio finalizó.

Griffith era una de las artistas más esperadas del célebre Baile de la Ópera de Viena, celebrado el pasado miércoles 7 de febrero. Y su aparición no tardó en desatar especulaciones sobre un posible retoque estético, o bien una operación debido a un problema de salud.

Tanto revuelo causó, que la propia actriz se encargó de acabar con los rumores: confirmó que se ha sometido a una intervención quirúrgica para eliminar un carcinoma de su nariz. Así lo explicó Griffith, que ya en 2009 también fue intervenida para eliminar las primeras etapas del cáncer de piel de su rostro:

“He tenido un cáncer en mi nariz que tuvo que ser operado. El aspecto es horrible, pero mi artista de maquillaje ha hecho un trabajo fantástico.”

Griffith acudió al evento en calidad de invitada de Richard Lugner, de 85 años, un empresario que acostumbra a pagar a una mujer famosa para que le acompañe a un baile que cada año atrae a 5.000 personalidades de todo el mundo.

La actriz había sido fotografiada hace unos días por las calles de Los Ángeles con un apósito en la nariz, lo que evidenció su paso por el quirófano.

La aparición pública de Griffith se produce la misma semana del estreno de Cincuenta Sombras Liberadas, la tercera entrega de la trilogía coprotagonizada por su hija, Dakota Johnson, de 28 años.

También ha sido muy comentada la respuesta de la actriz al ser preguntada sobre el movimiento #MeToo, que denuncia el acoso sexual en la industria del cine. Según Griffith, es “magnífico que exista este debate, las cosas van a cambiar a partir de ahora”.

Aunque ello negó haber vivido experiencias de acoso en Hollywood, recordó la historia de su madre:

“Ella tuvo una experiencia horrible con Alfred Hitchcock, quien quería tener sexo con ella, pero ella lo rechazó. Yo he crecido sabiendo que tengo el derecho de decir “no” a cualquier hombre.”

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.