La familia Ramos-Rubio demuestra su “horterismo” en fotos de sus vacaciones y desatan el cachondeo en redes

Están disfrutando de unas merecidas vacaciones y no precisamente en Marina D’or.

Sergio Ramos ha dado comienzo a sus vacaciones en familia junto a Pilar Rubio y sus hijos. Se desconoce la localización exacta en la que están disfrutando de su tiempo libre, pero la mayoría de las publicaciones del futbolista le sitúan en la playa y disfrutando del mar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sergio Ramos (@sergioramos)

La familia Ramos-Rubio acostumbra a compartir con sus seguidores todo lo que hacen, y estas vacaciones no han sido la excepción. Algo que no ha pasado desapercibido en las redes, que han criticado las curiosas elecciones de Sergio Ramos y su familia, por considerarlas “horteras” o, como mínimo, demasiado ostentosas.

La mañana del defensa comienza desde un barco, pero la rutina nunca para. La relajación puede esperar cuando se trata de la forma física del de Camas, pues lo primero que hace son ejercicios de pesas dentro del propio barco y así lo refleja en sus redes sociales.

Después toca un poco de descanso y disfrutar de los niños, que también parecen estar pasándoselo bomba. Por supuesto, una buena comida después del deporte…. La curiosidad es que no está cocinada de cualquier manera, sino que la familia Ramos-Rubio disfruta de una barbacoa muy particular, ¡sobre el agua!

Cena de oro.

Al caer la noche, toca seguir disfrutando de la buena comida y así lo hacen con una cena que ha sido muy comentada en las redes sociales. Sergio y Pilar van a cenar a un restaurante, pero, por supuesto, no es uno cualquiera, y en la carta del sitio hay un chuletón recubierto de oro que, por supuesto, el futbolista pidió.

El chuletón bañado en oro es la carne más cara del mundo, ya que cuesta un total de 500 euros, cantidad a la que habrá que sumar la botella de vino que el futbolista también ha enseñado. Un precio que contrasta con el de la materia prima: expertos han explicado que el oro no tiene sabor, y su coste para los cocineros es muy bajo, ya que no supera los dos dólares por hoja.

De momento, ninguna de las fotografías compartidas les sitúan en un sitio determinado, algo que Sergio y Pilar suelen cuidar para conservar su tranquilidad durante las vacaciones. Puede que ni siquiera sean conscientes de la polémica que existe en torno a la cuenta que la pareja pagó en este famoso restaurante.

La costosa carne es creación de un chef de 39 años de edad, cuya fortuna supera varios millones de euros. Con 27 restaurantes que sirven en siete puntos distintos del mundo, este propietario tiene en su carta también una pizza que supera los miles de euros y que tiene sobre su masa cola de langosta y caviar.