La familia de Mario Biondo, marido de Raquel Sánchez Silva, ahora asegura que murió de esta manera tan horrible

Cuando creíamos que el polémico caso de Mario Biondo estaba cerrado —casi tres años después de su muerte—, su familia vuelve con una nueva teoría sobre cómo podría haber muerto en realidad. Se continua por lo tanto hablando sobre lo que sucedió aquel trágico día, una polémica que sigue afectando con dureza a la que en aquel momento era su esposa, Raquel Sánchez Silva.

1375192626_0

Creemos que hemos identificado al autor de los hechos y tenemos elementos objetivos y sólidos que así lo prueban“, llegó a decir hace unos meses Roberta Bruzzone, una forense que estaba investigando la muerte del cámara contratada por la familia Biondo.

A pesar de ello, la fiscalía italiana hace unos meses dictó sentencia: “Mario Biondo se suicidó, fue el titular en los periódicos de Italia después de haber accedido a los informes del caso. Según el director del Instituto de Medicina Legal del Hospital General de Palermo, Paolo Procaccianti, aunque el caso todavía no se ha cerrado, no existía ninguna señal de violencia en el cuerpo del fallecido

Asfixiado con un cable.

Sin embargo, acaban de surgir una vez más nuevos datos sobre la muerte de Mario Biondo: su familia asegura que fue asfixiado con un cable, y han proporcionado los datos de los que disponen, que podrían dar un nuevo rumbo a la investigación sobre su fallecimiento.

El padre del joven, Giuseppe, asegura que no está nada claro que la marca del cuello de su hijo se produjera con una pashmina: “En el cuello hay un surco de ocho centímetros compatible con la marca de un cable, no con la de una pashmina“.

biondo_n-672xXx80

También comenta que la forma en la que fue encontrado el cuerpo de su hijo no es la habitual en un caso de suicidio, e insinúa que alguien modificó la postura después de muerto: “Las piernas estaban rígidas en una avanzado estado de rigor mortis. Alguien le colocó en esta posición“.

Pero la familia de Biondo tiene un claro culpable: la policía española que, según ellos, no han hecho más que complicar el caso:

“Primero era un suicidio, luego pasó a ser un accidente, aludiendo a un juego autoerótico (…) España está cubriendo algo inverosímil, algo escenificado. La Procura está de nuestra parte: ha pedido una rogatoria internacional y también todas las fotos originales de la escena del crimen y la autopsia, que finalmente ha llegado a nosotros después de dos años y medio”.

¿Qué pensáis vosotros? Contádnoslo en los comentarios.