La excursión más merecida: el mensaje de un chaval ofreciéndose a trabajar para poder ir a Londres

No todo en las redes sociales van a ser fotos de gatitos o pantallazos de conversaciones graciosas de WhatsApp. Esta es la historia de un chaval que se ha convertido en una estrella de las redes sociales y que se ha ganado por derecho propio irse de viaje de fin de curso con sus compañeros.

Viaje que le llevará hasta Londres, desde Ames, su pueblo de A Coruña. Y todo empieza con un cartel, continúa en Internet, y acaba en una avalancha de aplausos y de ayuda.

El pasado lunes, un chico de 14 años empezó a poner en los buzones de su urbanización un papelito con un mensaje. “Ahorrar excursión 3º ESO”, empezó diciendo. Se trataba de una entusiasta búsqueda de empleo para poder costearse la experiencia.

El adolescente explicó que necesitaba esos 700 euros para irse de viaje con sus compañeros a la capital del Reino Unido, y que se ofrecía a limpiar hojas —”ya que estamos en otoño”—, a sacar perros a pasear —2,5 euros cada media hora—, a resolver dudas de clase —máximo Primero de ESO—, a emplearse en tareas “de jardinería, obras o escolares”, a limpiar cristales —idea añadida a rotulador tras imprimir el cartel, ya que parece que se le había pasado…— y “a cualquier cosa que se os ocurra”. “Todo sería hablarlo”, apuntó el crío.

A uno de sus vecinos le gustó tanto su cartel que lo compartió en las redes, y pronto la noticia corrió de boca en boca ya que las redes quedaron fascinadas con su iniciativa. De forma unánime, todos opinaron que ese chaval se merecía el viaje. No tardó en convertirse en todo un fenómeno viral.

La Voz de Galicia localizó al padre del chico, dueño de una peluquería, que explicó que están muy sorprendidos con el revuelo que se ha generado. Por lo visto le han llegado muchas llamadas, de dentro y fuera de Galicia, pidiendo un número de cuenta para donar dinero, aunque la familia ha rechazado la ayuda de forma agradecida.

Según el progenitor, el alumno “no lo hace por necesidad”, sino porque dijo que quería ser él el que lograse el dinero de la excursión. Aunque el padre confiesa que al principio la idea no le hizo gracia, ya que están cerca los exámenes, el joven ahora está “feliz” tras ver la respuesta.

Y finalmente sí, los vecinos le están pidiendo que ayude a sus hijos con los deberes, o pasee sus mascotas… ¡Bravo por él y por sus vecinos!

Giphy

¿Qué os parece a vosotros?