in

La esquela viral que nos da una auténtica lección de solidaridad

Hagan una donación en lugar de mandar flores. Esta singular petición aparecía en una esquela publicada este fin de semana pasado en ‘La Voz de Galicia’. Era la voluntad de la difunta, María Mercedes Purriños, quien dedicó junto a su familia buena parte del final de su vida a ayudar a Noel, un niño de 12 años de Betanzos con un medublastoma.

La esquela decía así: “Se ruega no envíen flores y en su lugar, si lo desean, pueden hacer donación a la Fundación CRIS contra el cáncer, para ayudar a Noel en su lucha contra el meduloblastoma”.

La Voz de Galicia dedicó el lunes un artículo a la esquela en la que habla con la hija de la fallecida, que relata que su madre tuvo que ser operada con sólo dos años y que se salvó gracias a la ayuda de terceros.

En el artículo explica que su madre ya no podía ser consciente de lo que le rodeaba debido a la demencia que sufría. “Pero yo sabía que no hubiera querido flores en su funeral, no se llevaba en su tiempo, y también tengo claro que habría pedido para ayudar a Noel, al que conocemos muy bien”.

Carmen, la hija de la fallecida, y Sonia, la madre de Noel, son amigas. La campaña está a punto de alcanzar los 160.000 euros de los 330.000 que aspira a conseguir.

“El día 21 de enero del 2016 a mi sobrino de 8 años le diagnosticaron un tumor cerebral (Meduloblastoma). Al día siguiente fue sometido a una complicada intervención neuroquirúrgica en la que se logró realizar una resección completa del tumor”, así comienza la información en la página que está recaudando fondos.

“La recuperación tras la cirugía fue un proceso largo y muy duro, con muchas secuelas neurológicas severas sobre todo durante los primeros meses. Durante los meses de marzo y abril recibió tratamiento con radioterapia en un total de 30 sesiones”.

“En junio comenzó el tratamiento, que finalizó en febrero de 2017. La evolución en principio estaba siendo positiva y a pesar de la agresividad de su tumor, él cumplía todos los factores de buen pronóstico. La dura realidad es que el 30% de estos casos sufren una recaída de su enfermedad durante los siguientes años tras finalizar el tratamiento. Y así fue…”, continúa.

En la misma web se explica que en mayo de 2018 se detectó en una resonancia magnética de control una nueva lesión compatible con metástasis de Meduloblastoma, por lo que el niño fue derivado al Hospital Niño Jesús de Madrid.

Desde entonces se somete a tratamientos y ahora está esperando a los resultados del último. No obstante, los familiares están interesados en una nueva línea de investigación desarrollada en el hospital La Paz de Madrid pero que no está financiado en su totalidad.

“Mi sobrino cumple 12 años el próximo mes y lleva ya 3 años de su vida luchando contra esta dura enfermedad. La investigación es fundamental para poder avanzar y lograr una mejoría en la supervivencia y calidad de vida de estos niños que son unos grandes luchadores. Por este motivo pongo en marcha esta iniciativa, para que otros niños como mi sobrino puedan lograr una cura para su enfermedad”, explica la tía de Noel.

16 situaciones que alguna vez han vivido todos los padres

Louis Vitton anuncia una donación de 200 millones de euros para restaurar Notre Dame