La durísima razón por la que Alonso Caparrós participará en ‘GH VIP’

El fichaje de Sergio Ayala, procedente del universo “viceversa, completa un casting de un GH VIP repleto de nombres populares: rostros muy reconocibles de la televisión noventera como Emma Ozores, Irma Soriano o Alonso Caparrós, junto a la locutora y sexóloga Daniela Blume, el influencer Aless Gibaja, al enemigo número uno de los “triunfitosAlejandro Abad, y los explosivos Marco Ferri y Elettra Lamborghini.

Caparrós es uno de los máximos reclamos del reality, pero detrás de sus razones para entrar en el programa se esconden datos nada felices acerca de su vida y su carrera profesional.

Furor fue el programa que convirtió a Alonso Caparrós, a finales de los años 90, en una estrella de la televisión. En el concurso se enfrentaba un equipo de famosos contra uno de famosas, y debían competir mediante pruebas musicales, de habilidad y respondiendo a preguntas de cultura general.

En la práctica los puntos no importaban demasiado ya que el presentador tenía la capacidad de repartirlos de forma arbitraria o de decidir que la última prueba valía más y era decisiva.

Retirado de la programación durante cinco años, el concurso volvió a las pantallas en 2006… en este caso en las cadenas autonómicas agrupadas en la FORTA, aunque con exiguos resultados de audiencia que propiciaron su pronta y definitiva cancelación.

Pese al éxito, el presentador tendría una deuda contraída con la comunidad de vecinos de su piso en la localidad de Vera, en Almería, que supera los 13.000 euros. Por lo visto, Caparrós tiene allí un ático de 112,92 metros valorado en 225.052,80 euros, según una tasación de 2010.

Además, según el Registro de la Propiedad, la casa donde reside tiene actualmente una anotación de embargo preventivo por parte de Hacienda por un total de 106.067,81 euros.

Con este percal no nos extraña que quiera conseguir unos buenos ingresos con los que saldar su deuda.

Una foto publicada por Alonso Caparros (@alonso_caparros) el

También recordamos que en 2013 se supo que Caparrós había pasado por muy malos momentos, e incluso se rumoreó que había estado desintoxicándose de ciertas adicciones. Así lo contó el propio presentador a LOC, con tintes un tanto dramáticos:

“Mi vida estaba colapsada, no le veía ningún sentido, llegué a tocar fondo, no tenía ilusión por nada, me sentía enfadado y dolido con el mundo. Tenía problemas con Hacienda, acababa de romper una relación sentimental y quedé muy tocado, se me cayó el mundo encima y me superaron los agobios. Y decidí desaparecer totalmente… Gracias a Dios he podido superar esa crisis y ahora regreso renovado y con más energía que nunca.”

Al menos, en lo personal parece irle bastante mejor: el 15 de septiembre de 2015 se casó con Angélica Delgado en la playa de Almería, consiguiendo una estabilidad que no le habrían dado sus anteriores parejas —es padre de dos hijos, una niña de 17 y un niño de 12 años, de dos mujeres diferentes.

Queda la incógnita de saber cómo se desarrollará su paso por el concurso, donde tendrán que aprender a manejar un nuevo tipo de popularidad.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que el programa empieza movido: Toño Sanchís habría hecho trampas y podría ser expulsado… ¡horas antes de entrar en GH VIP 5!