La despedida fuera de tono de Ana Rosa a Laura Borràs tras un tenso rifirrafe en directo

Ana Rosa Quintana mantuvo una tensa conversación con Laura Borràs, la portavoz de Junts per Catalunya.

Uno de los asuntos más repercusión ha tenido en el último día ha sido la inhabilitación del presidente de la Generalitat de Catalunya Quim Torra por parte del Tribunal Supremo. Tanto revuelo está generando, que el martes Ana Rosa Quintana entrevistó en su programa en directo a la portavoz de la formación Junts pel Catalunya, Laura Borràs.

Decir que la conversación estuvo cargada de muchísima tensión sería quedarnos cortos. La presentadora de las mañanas de Telecinco quiso preguntar si se van a convocar elecciones próximamente después de esta decisión del alto tribunal.

Para ello hizo uso de la palabra “marcha” de Quim Torra, algo que enfureció a Borrás. “No ha sido una salida, usted usa eufemismos. Ha sido una inhabilitación, un golpe democrático”, le contestó.

La contestación de la portavoz no sentó nada bien a Ana Rosa, y así quedó reflejado en directo. “Quería ser amable con usted, pero vamos, que a Torra le han echado por incumplir las leyes, por desobediencia”, le respondió la comunicadora. Pero la entrevistada siguió con su discurso contra el poder judicial.

“Una barbaridad democrática. La justicia española pasa por encima de la democracia de Cataluña. El problema lo tiene el Estado español con Cataluña”, sentenció. La periodista discrepó completamente con las declaraciones de Borrás, llegando a calificar su discurso como de “toque victimista”.

“Lo que ocurre es que en Cataluña, durante el mandato de Torra, no se ha hecho nada, no se ha aprobado nada para los ciudadanos. Y alguna vez habrá que pensar en ellos ¿no? Ustedes tienen todo el derecho a ser independentistas, y es maravillosa la democracia española en ese sentido, pero habrá que pensar en lo que preocupa a los ciudadano”, afirmó rotunda Ana Rosa.

El enganchón continuó: “Una democracia española magnífica no inhabilita presidentes ni tiene presos políticos. Esto debería interpelar a todos, también a ustedes, los demócratas, si es que los hay en España”, dijo Laura con el tono que acostumbra a utilizar en sus intervenciones.

“En España hay 50 millones de demócratas, pero bueno. No vamos a salir de este círculo”, le contestó Ana Rosa, que le insistió que la ley es igual para todos. Pero lo más llamativo ha sido la despedida que ha empleado Ana Rosa: “Un saludo desde España. Y visca Catalunya… como parte de España”, dijo con ironía.