La advertencia de Rocío Flores a su madre: “Hasta el día que me muera”

Rocío Flores se rompió en el plató de Supervivientes.

Cada episodio de la docuserie de Rocío Carrasco ha sido todo un terremoto que ha trascendido el mundo de la prensa rosa, llegando incluso a la clase política. El testimonio de Rociíto, que contaba “su verdad” después de más de 20 años de silencio, dejó estupefactos a los espectadores, y sin duda marcó un antes y un después.

Está claro que, dejando de lado a Antonio David Flores, las personas más afectadas por el contenido de la docuserie están siendo sus hijos Rocío y David Flores. Los jóvenes llevan casi toda su vida lidiando con la batalla de sus padres, pero nunca antes lo habían hecho de una forma tan mediática.

Anoche, Rocío Flores volvió a sentarse en el plató de Supervivientes como colaboradora. Lo hizo para defender el paso por el reality de supervivencia de su madrastra, Olga Moreno. Pero, en esta ocasión, que no lo tuvo nada fácil.

La mayor dificultad fue que Moreno volvió a aprovechar el programa para hablar sobre su vida en el exterior. Concretamente, mencionó al hijo de su esposo, algo que no cayó muy bien ni a la audiencia ni a muchos de los colaboradores de Supervivientes.

Pero no fue eso lo que hizo que la joven “saltara”, sino que se pusiera en tela de juicio la amistad de su madrastra con Melyssa Pinto. Ante esta cuestión, la joven “sacó las uñas” por ella, y le dedicó un claro mensaje a su madre Rocío Carrasco.

La hija de Antonio David defendió a su madrastra.

Como mencionamos más arriba, Moreno estuvo anoche nuevamente en el punto de mira por haber hablado sobre David Flores. Pero también porque ahora tiene una gran relación con Pinto, una concursante a la que tiempo atrás criticó de forma contundente.

Precisamente ese “buen rollo” actual entre ambas suscitó muchos comentarios en plató. El más significativo, el de Lorena, la hermana de la citada Melyssa. “Yo no digo que Olga sea mala persona ni nada. Lo que yo digo es que en mi concepción de amistad no cabe que al principio de una amistad me estén criticando”, dijo.

Ante ese comentario, Jorge Pérez, el último ganador de Supervivientes y buen amigo de Rocío Flores, tomó la palabra para defender a la concursante señalada. Expuso que las afinidades en el reality van cambiando con el paso del tiempo, y destacó que la mujer de Antonio David animó a su compañera cuando esta tuvo un bajón.

En ese momento, la hija de Carrasco intervino para respaldar a su madrastra.”No sabéis lo necesario que es tener apoyo dentro de esa isla. El momento de acordarte de tu familia…Eso lo he vivido en mis carnes”, dijo. Además, dejó patente que “me hace ilusión que sea Olga una de las personas con las que Melyssa tenga esa confianza de poder desahogarse. No sabéis lo imprescindible que es ahí tener el apoyo de alguien”.

Estas palabras las apoyó otra defensora a ultranza de la andaluza, Marta López, supuestamente “enemiga” de Pinto. La ex concursante justificó que su amiga cambiara su relación con Pinto, porque ella, gran apoyo de Moreno en la isla, ya no está.

La nieta de Rocío Jurado lanzó una clara indirecta a su madre.

Sin embargo, Lorena no se dejó apabullar por los “defensores” de Moreno, y mantuvo su postura: “¡Qué pena cuando mi hermana se entere de cómo Olga ha dicho de todo contigo (Marta López)!”, dijo.

Dejó claro que “no le voy a decir a mi hermana que no se tiene que llevar bien con ella. Cuando lo vea, que haga lo que quiera”.

En ese punto, Alexia Rivas, también ex concursante, decidió dar su punto de vista. Destacó que la sevillana es buena compañera, aunque también dijo que solo ve a López “defender a muerte a Olga Moreno”.

Esas palabras claramente molestaron a Rocío Flores. Emocionada, dijo: “Si yo no me parto la cara por ella como en muchísimas ocasiones es por la situación que tengo fuera. Estoy en un punto que es muy complicado, las cosas de fuera con las cosas de dentro”.

“Si encima vengo aquí y hay personas que me mezclan una cosa con la otra, para mí es muy complicado. Cada vez que se me ha puesto algo de Olga me he partido la cara por ella. Y lo voy a seguir haciendo hasta el día que me muera porque así lo siento”; añadió.

Este último comentario fue una clara indirecta a su madre, especialmente cuando a continuación dijo: “Le moleste a quien le moleste, eso es así. Y no lo va a cambiar nadie, se ponga quien se ponga por montera”.

El público opina de la emoción de la joven Flores.

La defensa tan sentimental de la hija de Antonio David caló en una parte de los espectadores. Sin embargo, otros no la creyeron en absoluto. Es más, recurrieron a las redes sociales para destacar que se amago de llanto era fruto de una estrategia: “Intenta llorar y no lo logra”, dijo un comentarista.

Entre los mensajes más duros en contra está este: “Se derrumba más ahí que cuando se enteró de que su madre se había intentado quitar la vida. O más que cuando le dio una paliza a su madre”. Otros internautas pidieron con ironía que, si lo estaba pasando tan mal, que no volviera al plató. Según muchos espectadores, la presencia de la joven solo aporta tensión a las galas.