La abogada de Pablo Hasel asegura que su cliente no quiere hacer tareas de limpieza en la cárcel y se niega a condenar la violencia de Barcelona

Ya son seis los días en que las calles de Barcelona se han convertido en un auténtico polvorín por las protestas tras la detención de Pablo Hasél. Ahora la abogada del rapero ha avivado la polémica al trasladar los sentimientos de su cliente después de sus primeros días en prisión.

Según Alejandra Matamoros, que habló para ‘Cuatro al día’, su cliente tiene unas “lineas rojas” que no quiere traspasar en su estancia en el centro penitenciario en el que cumple condena: “No quiere compartir celda, porque son minúsculas y así lo ha pedido en su condición de preso político. Hoy le trasladan de módulo y sabremos si le han puesto solo, como era su deseo”, aseguraba la letrada.

También ha dejado claro que el preso se niega a hacer las labores de mantenimiento de la cárcel de Lleida: “Hasel se niega a realizar las labores que no sean obligatorias, con las que se consiguen ciertos beneficios. No las hará porque esas labores de mantenimiento, conllevan el arrepentimiento. Si la cárcel no tiene funcionarios de limpieza suficientes, que contraten más”, concluía.

El momento más polémico se produjo cuando fue pregunta por si condenaba los saqueos que se estaban produciendo en tiendas de Barcelona: “No vamos a condenar ninguna forma de protesta que quiera emprender cualquier persona, ni nosotros ni Pablo, nosotros condenamos la violencia policial que se está ejerciendo día a día y la violencia que ejerce el Estado”, aseguraba Alejandra Matamoros.

En otras polémicas declaraciones la abogada de Hasél también se quejaba de que su cliente tenía que compartir celda con “una persona que no sabes ni quién es” y que le impediría realizar las labores de estudio y lectura a su defendido.