Kinder Bueno sustituye al niño de toda la vida por estos otros, y todo el mundo ha perdido la cabeza

¿Quién dice que el chocolate es malo para la salud? Que si engorda, que si te salen granos… ¡Mentira! Josh Bateson, el niño que anunciaba el Kinder Bueno en los noventa, era el ejemplo definitivo de que el chocolate es magnífico para todo.

s-l1000

La cara de Josh aparecía en las cajas de las famosas chocolatinas, una de nuestras favoritas. Y ahora el niño, ya convertido en adulto, tiene una cuenta de Instagram de la que hace poco compartimos con vosotros algunas de sus mejores imágenes.

En una promoción de cara a la Eurocopa, Kinder Bueno ha sustituido en Alemania la clásica imagen del bueno de Josh por la de algunos futbolistas de su selección cuando eran niños. Y a pesar de tratarse de celebridades en alemania, el aspecto “poco ario” de algunos de ellos no ha gustado nada de nada a Pegida, un movimiento xenófobo la ha tomado con el nuevo envase de las chocolatinas en una de sus páginas de Facebook.

kinder_pegida_photos_enfants_euro_0

No se detendrán ante nada. ¿Comprarías esto de verdad? ¿O se trata de una broma?“, es lo que ha escrito el grupo xenófobo en su página de Facebook.

Aunque la página de los racistas ha sido denunciada y, en estos momentos, borrada imaginamos que por la propia Facebook, la protesta ha sido muy sonada. En la publicación de Pegida aparecen las versiones de Kinder Bueno con las caras de los centrocampistas Ilkay Gündogan, de ascendencia turca, y Emmanuel Boateng, de origen ghanés.

image_1464185136_77396056

La reacción en contra de Pegida no se ha hecho esperar: “Si uno de estos hombres marca un gol, seguro que lo celebran“, bromeaba un usuario. Otro profundizaba más en lo absurdo de la cuestión: “queridos amigos, en primer lugar, Ferrero es italiana. Y en segundo lugar, ¿de dónde creéis que sacan el chocolate?

La propia Kinder Alemania ha manifestado su repulsa a las palabras de Pegida:

Queremos distanciarnos de forma explícita de cualquier tipo de xenofobia o discriminación. No aceptamos ni toleramos esto, y en nuestras comunidades de Facebook tampoco.

¿Qué opináis vosotros?

Hablando de racismo, os recordamos la historia de esta mujer que dejó una grabadora funcionando durante su operacióny las burlas racistas de los doctores te dejarán indignado.