Kesha, irreconocible tras una drástica transformación física

Muchos de sus seguidores se han sorprendido por lo que consideran una notable decadencia física de Kesha. Se trata de una cantante, compositora, rapera, bailarina y actriz estadounidense que en 2005, a los dieciocho años de edad, firmó con el sello discográfico de Dr. Luke y empezó cantando coros y escribiendo canciones para otros artistas. Su fama llegó a principios de 2009 después de aparecer en el sencillo número 1 de Flo Rida, “Right Round“, momento en el cual empezó una carrera imparable que le llevaría a lo más alto del mundo del pop

1401x788-20160222_Kesha_6_HP

Sin embargo, en los últimos tiempos la cantante ha estado inmersa en numerosas batallas legales con su productor y “descubridor“, Dr. Luke, al que denunció por violación, y con la multinacional Sony. Kesha apareció recientemente en la gala de los Billboard Music Awards, en la que tenía prohibido actuar, aunque la joven de 29 años acabó subiéndose al escenario para homenajear al maestro Bob Dylan en una de las mejores actuaciones de la noche.

Como comentábamos, llamó mucho la atención cómo el aspecto de la cantante parece haberse deteriorado mucho desde la última vez que apareció en público. Se ha destacado que tenía la cara más hinchada, algunos kilos de más y un estilismo muy diferente al que nos tiene acostumbrados.

Una foto publicada por Kesha (@iiswhoiis) el

No ha sido desde luego una época fácil para Kesha: aunque cuando denunció a Dr. Luke muchas compañeras de profesión le mostraron públicamente su apoyo, el juez falló en favor del productor, y la artista fue condenada a seguir trabajando con él.

Los abogados de Kesha alegaron durante el juicio que su cliente padece “depresión grave, estrés post-traumático, aislamiento social, y ataques de pánico. Y es que “la cantante sufrió un abuso constante por tener que seguir cerca de Dr. Luke, y su abuso emocional y psicológico implacable ha dañado físicamente y psicológicamente a la cantante hasta el punto que de continuar dicho contacto podría en peligro su vida“.

Con un drástico cambio físico, la cantante disfruta de su tiempo libre en Los Ángeles mientras pasea en bicicleta con su novio, Brad Ashenfelter. Él ha sido el mejor de sus apoyos en esta difícil etapa que verá este 23 de junio su final cuando vuelva a subirse a un escenario en Las Vegas.

fotogaleriafamosos_138726

Ella parece determinada a recomponer su estado anímico y su carrera: no en vano, recientemente la cantante subió a su cuenta de Instagram una bonita foto, en la que dedica dos peinetas a todos los medios de comunicación que criticaban su nuevo aspecto. Acompaño a la foto con este mensaje:

Una foto publicada por Kesha (@iiswhoiis) el

“He estado luchando contra la depresión y un trastorno alimenticio desde hace tiempo. Mi carrera está en un punto complicado y me siento como si estuviera luchando cuesta arriba. Pero he decidido coger las riendas de mi vida. Mi libertad. Mi felicidad. Mi voz. Mi valor.”

¡Bien por ella!

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Os dejamos con esta noticia sobre Britney Spears, criticada tras compartir esta fotografía con “su bikini favorito.