web analytics

José Antonio Avilés, al borde del despido por un nuevo engaño que arrasa Telecinco

Sálvame regresa a la pantalla con polémica.

El magacín Sálvame arrancó hace unos días el nuevo curso televisivo. Una de las novedades más llamativas fue el fichaje de José Antonio Avilés, que se ha convertido en parte del equipo de colaboradores habituales del espacio. Una incorporación que no ha estado exenta de polémica.

El mismísimo Jorge Javier Vázquez no fue el único que se pronunció sobre la incorporación de José Antonio Avilés a Sálvame, pero sin duda sus palabras serán las más comentadas. El presentador recurrió a sus redes sociales para hacer un comentario que no pasó desapercibido y que cuestiona las decisiones de la cúpula del espacio de Telecinco

“Después de haber fichado en Sálvame a Avilés, lo lógico sería que el siguiente fuera Eduardo Inda, ¿no?”, ironizó el catalán. Un mensaje con mucho sarcasmo que no dejó indiferente a sus seguidores, que comentaron al respecto en las redes sociales.

El test de inteligencia de Avilés.

El pasado martes Avilés, como el resto de compañeros de Sálvame, tuvo que someterse al famoso test de inteligencia en los minutos finales del tramo Sandía. Esta práctica es habitual en el programa y siempre da mucho juego, especialmente cuando el resultado es más bajo de lo que se espera del colaborador.

Sin embargo, en este caso desvelaron que el tertuliano había obtenido una puntuación de 128. Un dato que le colocaría en la parte alta de ranking. La propia Ana Isabel Gutiérrez, psicóloga del programa, mencionó que el resultado de Avilés no era “normal” y explicó el motivo.

“Es francamente inhabitual (…) dentro de las diferencias nos encontramos determinados dibujos más o menos habituales. Pero esta polarización y extremismo no me lo había encontrado nunca”, explicó. “Estamos hablando de una persona que en inteligencia verbal, en la parte de conocimientos, ha sacado una nota francamente bajita en comparación con lo que nos encontramos después. En una de las pruebas ha sacado un 110 y en la otra un 80”, comentó.

“En inteligencia no verbal, manipulativa, nos encontramos una puntuación de 160”, añadió mientras el resto de los colaboradores comentaban los resultados. “¡Envidiosos, que tengo 128!”, dijo el que fuera excolaborador de Viva la vida.

Según Ana Isabel Gutiérrez, la memoria verbal no es el fuerte de Avilés: “Saca una puntuación de 10. No tiene memoria, es como Dory (‘Buscando a Nemo’) a la hora de retener. Pero tiene una gran memoria visual”.

Destapan la nueva farsa de Avilés: “Eres un sinvergüenza”.

El cabreo de Jorge Javier tiene su sentido, y de hecho en Sálvame mismamente han destapado en muchas ocasiones las “mentiras” de Avilés. Cabe recordar que hace unas semanas llevó a la redacción de Socialité unas supuestas fotografías exclusivas, de Isabel Pantoja en la playa. Las instatáneas dejaron atónita a María Patiño.

“Esto no me lo esperaba, es una imagen que perfectamente podría estar en la portada de cualquiera de las cuatro grandes revistas del corazón de nuestro país”, dijo la presentadora. El colaborador se ponía una medalla al haberlas conseguido en solitario para el programa… pero tenían truco.

Él mismo explicó que se trataba de la cantante en las playas de Cádiz, a finales de agosto, después de años en los que los objetivos de los paparazzi no la capturaban de esa manera. Sin embargo, días más tarde en Sálvame, José Antonio León sacó a la luz que la persona que aparecía en las fotos no era Isabel Pantoja.

Se trataba de una mujer que se parece mucho a ella y que, de hecho, es conocida suya. Cuando el equipo se fijó mejor en las imágenes descubrió que no era la cantante. En ese momento, Avilés entró por teléfono para insistir en que eran fotografías de la Pantoja.

Las explicaciones no convencieron a María Patiño, y se levantó indignada: “¡Sinvergüenza!”, le dijo. “No te puedes convertir en víctima. Dame el teléfono de Marisa Muñoz y si de aquí al viernes comprobamos que existe, yo me pongo de pie y te pido perdón de rodillas. Algo que tú no sabes hacer”, exclamó.

Avilés se ofendió: “Dices que soy un sin vergüenza y que me monto historias. ¿Entramos en un debate de cuestionarnos las informaciones? Esa fotografía ha pasado por manos de más gente y nadie se ha dado cuenta. A mí me la han colado y he perdido el dinero de la fotografía, después de haberme asegurado que Pantoja se había ido a Cádiz”.

Sea como sea, uno de los faldones del programa dijo: “Menuda cagada de Avilés” . Mientras, Patiño respondía más serena: “Ni tienes la categoría ni la profesionalidad para medirte conmigo, corazón”. Volvió a insistir para que le diera el teléfono de la tal Marisa Muñoz, que acabó convirtiéndose en trending topic.

La situación la zanjó finalmente Belén Rodríguez al pedir al colaborador lo siguiente: “La has engañado una vez más y has perjudicado a su programa. Si has engañado a toda España lo que tienes que hacer es dar la cara, por lo menos”. Palabras que terminaron con el cuelgue del teléfono por parte de Avilés.

Una situación que recuerda que, si bien Avilés ha recalado en Sálvame, su presencia en el mismo está en supeditada a que deje de protagonizar sucesos como este. Con toda seguridad, no pasará su “periodo de prueba” si sigue dejando a la cadena en tan mal lugar.