Javier Pereira, de ‘Al salir de clase’, reaparece revelando su pasado como niño de San Ildefonso… y con esta rajada sobre la televisión

Al salir de clase fue una mítica serie de televisión española emitida entre 1997 y 2002 por Telecinco y producida por BocaBoca. Se caracterizó por tener un reparto muy coral que sirvió de cantera a un gran número de jóvenes actores, como Elsa Pataky, Alejo Sauras, Pilar López de Ayala o Hugo Silva.

La trama se situaba en el instituto 7 Robles, donde un grupo muy numeroso de adolescentes de todo tipo se relacionaban, salían de juerga, se enamoraban, etc. En total, la serie se compuso de 1199 capítulos y un capítulo adicional especial. Y es que una vez estrenada el 8 de septiembre de 1997 en horario de sobremesa la serie se mantuvo en antena durante cinco años sin apenas descanso, ¡todo un éxito!

¿Cómo empezó todo? Pues a mediados de los año 90 los dirigentes de Telecinco buscaban crear una serie que tuviera similitudes con las series norteamericanas para adolescentes como Beverly Hills, 90210, Salvados por la campana o California Dreams, y que pudiera reflejar los problemas de los adolescentes españoles.

El punto de partida de la serie lo marcó la llegada al instituto 7 Robles de Silvia, interpretada por Lucía Jiménez. En el arranque de la ficción conocía a Iñigo, Mariano Alameda, dando lugar a la primera trama amorosa si bien inicialmente la relación entre ambos era tensa debido a sus diferentes personalidades.

Una de las señas de identidad de la serie es el elevado número de actores que pasaron por ella. Entre ellos hubo muchos actores jóvenes desconocidos que posteriormente lograron continuar con su carrera aunque la trayectoria de cada uno fue muy variable. De los actores jóvenes que iniciaron la ficción solo Lucía Jiménez era conocida con anterioridad, su presencia fue una de las peticiones de Telecinco a la hora de configurar el elenco ya que necesitaba algún rostro conocido con fines promocionales.

Uno de los actores que alcanzó la fama en la serie fue Javier Pereira, nacido en 1981, y cuyo debut en el mundo del espectáculo fue como… niño de San Ildefonso —de hecho, ¡fue muy famoso en su día porque cantó dos gordos consecutivos! Durante su infancia abandonó sus estudios y encontró su verdadera vocación en el mundo de la interpretación. Pero su mayor éxito fue aparecer en Nada es para siempre, y después en Al salir de clase, de la que formó parte en su última remesa de actores.

Después, su carrera experimentó un giro cuando Pablo Malo le contrató para interpretar al hijo de Marisa Paredes y hermano de Unax Ugalde en Frío sol de invierno, en 2004. Se centraría en el cine con papeles como el veinteañero heroinómano de Heroína, o el misterioso enamorado de Stockholm, papel por el que ganaría en 2014 el Goya a mejor actor revelación.

La televisión le había sido esquiva: rechazó la oferta de la productora MiramonMendi para sumarse al elenco de Aquí no hay quien viva en el personaje de Pablo Guerra, que finalmente fue interpretado por Elio González, pero se desquitó apareciendo en 2013 en Gran Reserva: El origen.

Ahora el actor vuelve a encontrar el éxito en la pequeña pantalla, con su papel en Amar es para siempre —la continuación de la serie Amar en tiempos revueltos. Entrevistado por FormulaTV, ha contado cómo ve el estilo musical en la serie y recordado su pasado como actor de series adolescentes.

¿Su opinión? “No entiendo que no haya series adolescentes como Al salir de clase“. Por lo visto, echa de menos otra serie juvenil diaria, “a la hora de comer“, porque “los jóvenes demandan historias de jóvenes“.

No sabes cómo te entendemos

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, ¿os acordáis de las TESS, la banda que salió de Al salir de clase? Pues se han reencontrado y están así de estupendas.