Indignación por la carta que ha recibido de la Comunidad de Madrid tras la muerte de un familiar

La misiva ha indignado a miles de personas.

La Comunidad de Madrid continúa en su empeño de bajar los impuestos a los madrileños. Sus nuevas rebajas fiscales, como la del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, están entre sus medidas estrella.

Pero lo curioso es la manera en la que quiere trasladar a los ciudadanos el impacto de estas medidas. Desde hace unos meses, la Comunidad de Madrid está enviando cartas a los familiares de los fallecidos en la Comunidad, declarantes del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, informándoles de los impuestos que se han ahorrado gracias a estas bonificaciones fiscales.

La carta tiene el objetivo de informar a los madrileños de lo que podrían tener que afrontar en caso de que el Gobierno central “invadiera” las competencias en materia tributaria y suprimiera las bonificaciones, según cuenta la Consejería de Hacienda.

Sin embargo, muchos han tachado la carta de “falta de tacto”. Se trata de familiares que están atravesando un duelo por la reciente muerte de un familiar, y que reciben una carta de la Comunidad de Madrid informándoles sobre el dinero que se han ahorrado.

“En el caso de que la Comunidad de Madrid no hubiera aprobado beneficios fiscales usted hubiese tenido que pagar 5.311,91 euros”, asegura la carta que mostró la periodista Celia Blanco. La afectada quiso denunciar esta práctica de mal gusto en un hilo de Twitter.

La periodista no dudó en enviar un mensaje claro y contundente a la Comunidad de Madrid: “Nos gustaría comentarles algo, @ComunidadMadrid, en especial a @IdiazAyuso, que es la que da la orden de que esta carta me llegue hasta mi casa”, y añadió que “La TERE era de izquierdas. Su padre trabajaba con Pablo Iglesias en la imprenta y tenía un número bajo del @PSOE. Su hermano mayor era coronel fusilado en Guadalajara, en cuanto perdieron. A la madre de la Tere se lo contó uno que, por graduación, se libró del paseíllo”.

“Entiendo que @IdiazAyuso necesite explicarnos cuánto nos hemos ahorrado con que ella esté @ComunidadMadrid pero nuestra muerta era de izquierdas. Sentimos no poder contribuir a que mejore la sanidad pública. Siendo obreros, necesitamos ayuda para tratar nuestras dolencias”, sentenció Celia en en hilo de Twitter.

El hilo de Twitter rápidamente se convirtió viral y muchos usuarios de la red social mostraron su indignación con la Comunidad de Madrid por enviar este tipo de cartas a gente que acaba de perder a sus seres queridos. La mayoría no entiende cómo puede haber pasado filtros superiores hasta ser aprobada una misiva de estas características.