Indignación con Cruz Morcillo por lo que ha dicho en directo sobre las niñas de Tenerife

Beatriz sigue pensando que Tomás Gimeno no ha podido hacer daño a sus niñas.

Continúa la búsqueda de Anna y Olivia, las niñas desaparecidas en Tenerife desde que se las llevase su padre, Tomás Gimeno, el pasado 27 de abril. Ahora, la búsqueda se centra en el mar y sus profundidades, de donde el otro día rescataron unos objetos que han confirmado que son del padre de las pequeñas.

Se trata de una botella de buceo y una funda nórdica. Estos hallazgos no hacen sino incrementar la incertidumbre y la angustia de los familiares, que aguardan al avance de la investigación. El Servicio de Criminalística de la Guardia Civil en Madrid estudiará a fondo los objetos en busca de cualquier huella o resto que pueda ayudar.

La funda nórdica, la cual ha sido reconocida por los familiares, es otro misterio más: para que apareciera a mil metros de profundidad y no flotara tuvo que ser hundida con peso. Pero junto a la confirmación de que esos objetos hallados son de Tomás Gimeno, la única certeza es que desde el 27 de abril nadie ha visto a Anna y Olivia, de 1 y 6 años.

Los amigos de Gimeno llegaron a pensar que tenía un plan de fuga, igual que Beatriz, pero la hipótesis se ha ido diluyendo. No hay pruebas de que esté escondido en la isla, ni de que haya huido del país. Ambas opciones parecen muy difíciles de sostener.

Beatriz Zimmerman fue la encargada de confirmar que la botella y la funda eran del padre de las niñas. Sin embargo, la madre sigue mostrándose “esperanzada”. Tanto ella como el resto de la familia creen que esto forma parte del plan de Tomás. Serían pistas falsas plantadas por él para poder escapar sin que le puedan seguir el rastro.

Cruz Morcillo contestó a la madre de Anna y Olivia.

Los colaboradores de El Programa de Ana Rosa se pronunciaron sobre los dos elementos encontrados en el fondo marino: “No van a encontrar restos biológicos tras 44 días en el mar, por mucho que se examine”. dijo Cruz Morcillo. Después, apuntó: “Incluso con el tiempo que lleva en el mar y a esa profundidad, la botella se ha podido descargar, se puede descargar en parte… esto solo significa que la tiró y que estuvo ahí”.

Luego, la periodista se quiso pronunciar sobre la idea de la madre de que esto es un plan de Tomás Gimeno para despistar: “Lo de las pistas falsas me deja muy perpleja, ¿cómo va a suponer alguien tirando esos objetos a mil y pico metros que lo van a encontrar? Es que hasta la propia Guardia Civil admite que ha sido un hallazgo casual”.

El periodista Luis Rendueles también estuvo en sintonía con su compañera. “Pistas falsas habría dejado otras más visibles, esto es como encontrar una aguja en un pajar”, dijo.

Por último, Cruz Morcillo hizo referencia al uso del sónar y robot marino por parte de la Guardia Civil: “Ha sido un golpe de suerte, la prueba está que fue en el último día, esto nunca se ha utilizado y cómo iba a saber Gimeno que se iba a usar esto”, comentó.

Mientras, en las redes han criticado a la periodista por su aparente falta de empatía con la madre. Muchos espectadores han considerado que es natural que la madre mantenga las esperanzas, especialmente cuando, efectivamente, aún no hay pruebas que demuestren que han fallecido.

Y tú, ¿qué opinas?