Indignación al saberse que Miguel Bosé no quiere que sus cuatro hijos sean hermanos

Decir que Miguel Bosé no pasa por su mejor momento, es quedarnos muy cortos. Desde hace semanas, el cantante se ha convertido en un personaje polémico, tras destaparse como una de las caras visibles del movimiento “negacionista” que niega la pandemia del coronavirus.

Además, están en contra de las restricciones actuales como la del uso de la mascarilla. Él cantante alentó las protestas de este colectivo en Madrid el pasado 16 de agosto, aunque finalmente no asistió a la manifestación por encontrarse en México.

img sarbat 20200830 183911 imagenes lv otras fuentes bose ktUF 656x658@LaVanguardia Web

Sus palabras y conducta en contra del discurso oficial han empezado a traerle graves consecuencias al cantante. En un momento dado, sus perfiles en redes sociales llegaron a ser desactivados.

Pero la última polémica del cantante tiene que ver con sus hijos. Han pasado dos años desde que se hiciese pública la ruptura de Nacho Palau y Miguel Bosé, y desde ese momento la pareja comenzó una batalla judicial que tienen como protagonistas a sus cuatro hijos.

Diego, Tadeo, Ivo y Telmo nacieron hace ocho años a través de vientres de alquiler, un procedimiento ilegal en nuestro país. Los dos primeros son hijos biológicos del cantante y los dos segundos del que fue su pareja durante veintiséis años. El pasado lunes comenzaba el juicio en el que el escultor solicita al artista la declaración de filiación de sus cuatro hijos.

Según Palau, los cuatro niños han vivido desde hace ocho años “como hermanos”. Dicho proyecto familiar se habría visto roto tras la separación de los padres. Sin embargo, según publica el periódico El País, Miguel Bosé se negó a reconocer en el juicio que sea padre de los cuatro hijos.

Por ese motivo, no todos los niños tendrían los mismos derechos legales. Así, la intención del artista parece ser que sus cuatro hijos vivan juntos, pero sin declarar las condiciones que pretende conseguir su expareja.

Por ejemplo, según el medio citado anteriormente, si el cantante se mantiene en su intención de no declarar a los cuatro niños como hijos, Nacho Palau perdería la posibilidad de tomar decisiones en los dos niños que no son suyos biológicamente. La decisión de Bosé estaría relacionada con su idea de no estar “sometido” a nadie ni estar obligado a mantener contacto con su expareja.

Las palabras de Nacho Palau después de terminar el juicio.

Miguel Bosé viajó desde México para acudir al juicio que se celebró en Madrid, concretamente en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Pozuelo de Alarcón. Tras terminar, volvió al país donde reside.

El artista evitó en todo momento a los paparazzis y consiguió abandonar el lugar sin ser fotografiado, en una furgoneta tintada y saliendo por el parking. Por otro lado, Nacho Palau abandonó el juzgado reconociendo que había sido “complicado”. “Estoy contento, ahora solo puedo esperar y ver lo que decide el juez”, añadió.

La madre de Nacho Palau y la periodista María Eugenia Yagüe, que han sido testigos en el juicio, declararon también a la salida del juzgado. “Ya ha pasado todo, todo muy bien. La verdad tiene que llegar”, aseguró la madre del escultor.