Hemos encontrado a la Bruja Lola, la mítica vidente de Telecinco, y esté es su aspecto actual… y el motivo por el que se retiró de la televisión

¡Te voy a poner dos velas negras que te van a temblar las orejas!” Durante mucho tiempo esta fue una de las frases estrella de Lola Montero, también conocida como la “Bruja Lola” por los espectadores de Telecinco que la convirtieron en una de las grandes estrellas de la tele.

En parte gracias a Crónicas Marcianas, donde Carlos Latre aparecía caracterizado de la pitonisa emulando algunas de sus intervenciones en un canal de astrología. Sus predicciones a veces dudosas y su carácter eran una mina para los cómicos de la épica. Y cuando no le gustaba la pregunta que formulabas, te ponía las mencionadas dos velas negras

Su grito de guerra se convirtió en casi un lema para todos los jóvenes de los años noventa. Una frase tan reconocible como su imagen: con su pelo rubio rizado al viento, uñas kilométricas y una mirada inquisitiva, se convirtió en una de las primeras tarotistas de nuestro país que consiguió tener un programa propio. Y eran muchas las personas que diariamente pasaban por su consulta telefónica para conocer su porvenir. Pero, ¿qué pasó con ella?

La conocida vidente ha regresado a televisión, en particular al programa Los Reporteros de Canal Sur, para opinar sobre el mundo de la videncia. Y ha sido tajante: según ella, los actuales profesionales de ese sector “no son videntes.

“Hoy en día muchos de ellos no son videntes, son unos falsos y sí, se lo digo en su cara.”

Según la “Bruja Lola“, la nueva generación de videntes está monopolizando el país, y ella, que “no es una estafadora ni engaña“, quiso desmarcarse rápidamente de ellos.

Pero no es el único motivo por el que se alejó de los medios: ha contado que cuando murió su marido entró en una profunda y grave depresión, que la hizo alejarse de la pequeña pantalla. Afortunadamente para ella, asegura encontrarse muy tranquila, feliz y acomodada en su nueva vida, y ha seguido trabajando en lo suyo realizando consultas privadas.

Además, ha confesado seguir viviendo de sus ahorras de aquella época en la que era una estrella de la pequeña pantalla. Y es que no ha dudado en desvelar que “en Crónicas marcianas cobraba muy bien“.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Durísimo: Yola Berrocal, otra de las estrellas de aquel Crónicas Marcianas, destrozada por esta gran pérdida familiar.