“Ha muerto Javier”, duro golpe a la Familia Real

Su cuerpo sin vida ha sido hallado en su casa de Barcelona.

El pasado miércoles 14 de septiembre fue hallado el cuerpo sin vida de Javier Escobar, fallecido con 66 años, en su piso de Barcelona. La vida de Escobar dio un giro de 180 grados, pasando de codearse con las más altas esferas de la moda, hasta finalmente terminar en el infierno de las drogas.

Se trataba del relaciones públicas con más reputación de nuestro país. Su carrera profesional comenzó en 1979 cuando conoció a Giorgio Armani en Ibiza, convirtiéndose entonces en el primer modelo español en pisar las pasarelas italianas.

De Milán pasó a Nueva York; se podría decir de él fue el precursor de la moda masculina, abriendo camino a otros españoles como Andrés Velencoso o Jon Kortajarena.

Su fama llegó a ser tal, que creó la primera gran agencia española de relaciones públicas y comunicación vinculada a la moda. Lo hizo junto al que fue su pareja, el modelo Egidio Ghezzi, bajo el nombre de Buque Studio.

En aquella época, el nombre de Javier Escobar alcanzó una gran popularidad y no había celebrity que se le resistiera. La mismísima Reina Sofía fue una de las caras que presidió uno de sus desfiles.

Sin embargo, a mitad de los años 90 Escobar decidió dejar la fama y los lujos, y Buque Studio se diluyó. En aquella época comenzó su descenso a los infiernos de las drogas: Javier ya no era el mismo, y sus estado de salud terminó provocando que asumiera su problema. Terminó ingresando en Proyecto Hombre en Mallorca, gracias al consejo de su amiga Cristina Macaya.

Diez años de lucha bastaron para que se desenganchara de sus adicciones. Sin embargo, por desgracia, volvió a recaer. En una época de idas y venidas, en 2013 refundó Buque Studio S.L en la prestigiosa Avenida de Pau Casals.

Javier Escobar y su vinculación con la Familia Real.

A Javier Escobar siempre le unió una gran amistad con los Borbones. Esta estrecha relación provocó que don Juan Carlos, alertado por sus problemas, decidiera que le acompañara de regatas. La reina Sofía mantenía el contacto con él, al igual que Felipe VI y Letizia.

Precisamente a Letizia le obsequió un regalo muy especial: el día de su boda, unos pétalos del ramo se cayeron en el altar, y el relaciones públicas logró hacerse con ellos. En otro momento, Escobar le pidió al por entonces príncipe que escribiera en un papel en blanco el nombre de su mujer y, con el escudo de Asturias, lo enmarcó todo en plata y se lo regaló a Letizia.

Escobar recibió una llamada de la propia reina para agradecerle el detalle, confesándole que había sido el regalo más bonito que había recibido. Ahora, con su fallecimiento, se cierne sobre la Familia Real un gran pesar al despedir a una gran figura de la moda española.