“Ha hundido mi negocio”: guerra entre Chicote y un grupo de “afectados” por ‘Pesadilla en la cocina’

Los rumores comenzaron cuando Alberto Chicote viajó con Pesadilla en la cocina a Ferrol, en Galicia, y parece que fue una experiencia de las que no se olvidan. Y no precisamente por el contenido del programa, ya que lo que pudo verse en la pequeña pantalla no dejó de ser más de lo mismo a lo que nos tiene acostumbrado el programa: un emprendedor en apuros, familiares que no arriman el hombro lo suficiente —el caso de su mujer, Manoli, un “vidente” que fue una de las grandes protagonistas—, cocineros beligerantes

1_ada2b0890d

Pero lo más polémico fue descubrir que el programa había sido grabado hace un año para la temporada anterior, y que a los dueños no les ha gustado ni lo que se ha visto ni, por lo que parece, las promesas incumplidas por el programa. Allá por abril ya se explayaron con dos publicaciones en las redes sociales.

Así se explayaron en aquel momento en una publicación de Facebook ahora eliminada:

“Después de casi un año de presentarme a un programa de televisión y no tener contestación ni de la productora ni del programa y saber que se esta empezando la sexta temporada sin emitir la quinta no me queda mas remedio que anunciar que mi local se vuelve a llamar IRLANDA pronto se verán los cambios de rotulación y como no se me contesta al teléfono y se me bloquea el Facebook doy por finalizada esa etapa en la cual me mintieran con promesas que no cumplieron. De lo que estoy orgulloso es que por lo menos se hablo de Ferrol y descubrieron que no es una ciudad gris ni se llama El Ferrol. También me alegra que no tenga que venir ninguna persona a enseñarnos a cocinar en Galicia pues tienen mucho que aprender.
Me molesta que se aprovecharan de una desgracia de un incendio para hacer su pantomima cuando no pintaron ni el techo de la cocina. Esperemos que no engañen a nadie mas y que piensen lo que hacen que no todo vale y cuidado que hacer protagonista de un programa a una persona ajena al local no tiene validez contractual. Es mas paso pagina y que me dejen en paz. Mi local no va a salir porque no les interesa porque se pueden descubrir muchas cosas que no les van a interesar que se sepan. Y con esto doy punto y final vuelvo a ser el dueño de mi local IRLANDA y las membranas te las guardas tu por espavilado .Un saludo. Espero que ahora no intentéis poneros en contacto conmigo.”

Pero, por otro lado, en una conversación con La Voz de Galicia afirma que la grasa de la campaña que saca Chicote “el programa la había colocado ahí. “Para estas manos necesito papel, lejía, desengrasante y a la madre que me parió“, dijo entonces el popular chef ante la grasa en la campana, que fue uno de los momentos más comentados del programa.

Ahora, meses después, ya son 23 los empresarios hoteleros que se están quejando a grito de “es una estafa. Se reúnen estos días en Madrid para impulsar “la primera asociación de afectados de Pesadilla en la cocina“. Chicote está por lo tanto en el ojo del huracán, y su programa amenazado por una denuncia conjunta:

“Nunca haremos una denuncia individual, pero tenemos derecho a asociarnos y formularla de forma conjunta, porque a la comida vendrán abogados”, ha explicado la mencionada “vidente” Manoli, una de las impulsoras de esta iniciativa.

El objetivo de la reunión es reunir todos los testimonios de los damnificados por el programa y presentar, si los abogados lo creyesen oportuno, la pertinente denuncia en el juzgado. Así lo cuenta Manoli:

“Queremos reunir a todas aquellas personas que hayan pasado por lo mismo que nosotros: por qué unos negocios funcionaban y otros no, por qué a unos se les montaba un local impresionante y a otros no se nos tocaba la cocina, promesas incumplidas, vejaciones.”

Por cierto, que La Sexta y la productora Warner Bros ya han decidido contestar, y las dos empresas advierten de que estudian emprender las medidas que consideren oportunas ante estas informaciones difundidas en las últimas horas.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, que Alberto Chicote presentó por primera vez a su mujer en Pesadilla en la cocina, y contaron esto tan adorable.