“Ha fallecido Marcelino”: Alejandro Sanz deja a sus seguidores sin aliento

Los tiempos que corren están siendo duros para todos, también para las celebridades. Alejandro Sanz se ha sentido especialmente triste tras conocer la noticia de que Marcelino Solana Ayala, presidente de la empresa Continental Obras y Mantenimiento, ha fallecido el pasado domingo 18 de septiembre en Cartagena a los 56 años.

Su muerte deja y un gran vacío tanto en su familia como en sus amigos. Si por algo se caracterizaba Marcelino, era por ser una persona muy querida gracias a sus numerosas causas sociales.

El cantante mantenía una excelente relación con el empresario, de quien fue vecino en Miami. “Hoy he perdido a un gran amigo que me honró con su amistad. Un buen hombre, un hombre bueno. Marcelino Solana, un Cartagenero comprometido con su tierra, con la tierra y con todas las personas fueran de donde fueran. DEP amigo mío. Te echaré de menos”, escribió el cantante en sus redes sociales.

Solana estaba al frente de la empresa Continental Obras y Mantenimiento desde su creación en 2006. Inicialmente su actividad estaba destinada al mantenimiento y desarrollo de la infraestructura en el sector industrial, pero con el tiempo pasó a dividirse hacia las infraestructuras o el sector medioambiental.

En el pasado, Marcelino lideró la empresa Eventos centrada en la hostelería y la organización de espectáculos y eventos. Una actividad que, lógicamente, le unió a Alejandro Sanz.

“Era un empresario que apostaba por la sostenibilidad”, opinan quienes le recuerdan con cariño. Además, a Marcelino Solana le caracterizaba su faceta filantrópica. El empresario estaba muy comprometido con diferentes causas sociales, y su ayuda se extendía a muchas instituciones y obras sociales de municipio.

“Trabajador, emprendedor, luchador, generoso y comprometido”, “Era una persona simpática, ocurrente, siempre tenía una palabra cariñosa para sus amigos y nunca decía que no a nada que le proponíamos”, son algunos de los adjetivos con los que sus allegados han recordado su figura.

Su fallecimiento supone una gran pérdida para el mundo empresarial de la Región, ya que Solana volcó todos sus esfuerzos para situar a Cartagena en la vanguardia del mundo empresarial. “Hizo mucho por Cartagena, como empresario y en lo personal ayudando a muchas instituciones. Participaba en todos los colectivos donde se le requería”, asegura Tomás Martínez Pagán, gran amigo personal de Marcelino.

Descanse en paz.