“Rocío Flores grabó con el móvil la agresión a su madre”, y creen saber quién estaba al otro lado del teléfono

Rocío Carrasco aseguró que mientras su hija la golpeaba, tenía el teléfono abierto y alguien al otro lado.

El documental de Rocío Carrasco sin duda ha supuesto un antes y un después no solo para todos los que están implicados en él. Decir que ha supuesto un terremoto en el mundo de la prensa rosa, es quedarnos muy cortos.

Pero, sin duda, una de las personas que ha salido más afectada ha sido su hija Rocío Flores. La joven lleva casi toda su vida lidiando con la batalla de sus padres, pero hasta ahora no lo había hecho de una forma tan mediática.

El octavo capítulo de la docuserie, llamado “Miedo”, volvió a suponer un antes y un después. Aunque todavía hay mucha gente que se niega a en su palabra, Rociíto aportó una infinidad de pruebas que demuestran su inocencia.

Y, una vez más, salió a relucir un suceso que es recurrente a lo largo de la serie. Se trata de lo que supuestamente sucedió en el verano de 2012, cuando Rocío Flores agredió a su madre.

Pues bien, un adelanto del contenido del nuevo capítulo de la docuserie está dando mucho de qué hablar incluso antes de su emisión. En el avance se relata que, mientras Rocío Carrasco golpeaba a su madre, un teléfono se encontraba grabando lo que estaba sucediendo.

Pero, ¿quién es la persona que estaba al otro lado? En Viva la Vida analizaron la situación, y lo tienen claro: acusan directamente a Antonio David de ser la persona que se encontraba al otro lado, ya que “tiene antecedentes”. Recordemos que en el pasado ha sido señalado por grabar situaciones comprometidas, que luego utilizaría en contra —o a favor— de sus protagonistas.

En este caso, elucubran sobre sus intenciones. Suponen que pretendía utilizar esta situación como prueba, pero… ¿por qué esa grabación no ha sido aportada como prueba ante las acusaciones de las últimas semanas?

Según los mismos colaboradores, la respuestas es evidente: la prueba no tendría el valor que los Flores esperaban que tuviera. De hecho, más bien iría en su contra, ya que corroboraría el relato de Carrasco.

El tiempo dirá si la grabación existe realmente, y si alguna vez sale a la luz. Mientras tanto, la polémica está servida una vez más.

Y tú, ¿qué opinas?