Fallece demasiado jóven Ignacio Tejada

Una dura batalla de casi 11 meses.

Una triste noticia sacudió al mundo del tenis: el tenista juvenil Ignacio Tejeda, de 17 años, murió el pasado martes después de haber sido diagnosticado de cáncer hace 11 meses. El fallecimiento del chico causó una gran conmoción en el mundo del deporte, motivando el pésame de reconocidas figuras como Novak Djokovic, Rafael Nadal y Dominic Thiem, entre otras raquetas más conocidas del circuito.

Tejada falleció en las últimas horas del martes después de haber luchado casi un año contra un cáncer agresivo. Los primeros síntomas se le presentaron mientras entrenaba en marzo del año pasado, según informó el periódico chileno La Tercera. “El viernes 13 de marzo le hicieron la biopsia y encontraron un tumor del tamaño de un puño, que estaba ubicado en una zona complicada, porque comprometía el pulmón, la aorta, la vena cava y el corazón. Era un tumor maligno de células germinales”, contó el tenista y amigo José Tomás Traipe en noviembre pasado.

Este fue el mensaje de Rafael Nadal, que le deseaba la recuperación:

Durante marzo de 2020 inició un tratamiento que requirió que su familia se traslade a Estados Unidos para realizarle un trasplante de células madre. Para esa terapia el deporte chileno se movilizó y llegó a juntar 780 mil dólares para costear el tratamiento. Recibió el aporte de los extenistas chilenos Marcelo Ríos, Nicolás Massu y Fernando González, así como la ayuda económica del actual número uno de Chile, Cristian Garín, y del futbolista de Colo Colo Esteban Paredes.

Gracias a esto, pudo realizar el tratamiento que, desgraciadamente, no funcionó. El jugador regresó a su país, donde falleció este martes.

Durante el transcurso de su lucha, Tejada recibió mensajes de apoyo por parte de figuras internacionales como Rafael Nadal, Novak Djokovic y Dominic Thiem. También de parte de figuras del deporte chileno como el volante de Inter, Arturo Vidal y también de Guillermo Maripán, futbolista de Monaco. Ambos, jugadores de la selección nacional.

La noticia ha caído como una losa sobre quienes le conocieron. Carlos Marchant, su formador en el Club Manquehue, se mostró consternado. “Es difícil tratar de decir algo que le dé gratificación a la familia. Yo me quiero quedar con lo que significó Ignacio, con la gente que aglutinó, con los jóvenes que ayudaron tanto en esa campaña para tratar de dar una mano para que él saliera. Yo creo que eso es lo más gratificante; ver a chicos de 15-16 años dejando los pies en la calle para sacar adelante esa campaña. A la familia: confiar en que Ignacio se lleva un hermoso recuerdo. Es duro”, señaló al diario chileno La Tercera.

Descanse en paz.