Fabiola Martínez revela cómo evoluciona su hijo Kike tras dar positivo en coronavirus

Kike, el hijo mayor de la pareja, sufre de una parálisis cerebral.

Bertín Osborne y su mujer, Fabiola Martínez, temían especialmente que la Covid-19 llamara a su puerta. Y es que su hijo el mayor, Kike de 13 años, es una persona de riesgo: el pequeño nació con una parálisis cerebral.

A pesar del sumo cuidado que han tenido, Fabiola desveló recientemente en sus redes sociales que “Kike ha dado positivo en una prueba PCR, así que nos toca cuarentena hasta dar negativo. Él se encuentra bien, está asintomático”.

Por lo tanto, dentro de lo malo son buenas noticias para la familia, ya que Kike se encuentra bien. “Dios quiera que siga así hasta que todo pase. Os iré contado”, escribió en su perfil la mujer de Bertín Osborne.

La pareja siempre estuvo muy cerca de sus hijos, en especial de Kike. Fabiola principalmente, ya que Bertín está menos en casa por motivos de trabajo, no se ha despegado de su hijo mayor.

Muy metida en su papel de madre, Fabiola compartió con sus seguidores en cada momento la evolución del estado de salud de su hijo a través de su cuenta de Instagram. “Kike sigue bien, ya queda menos… Os mandamos un besito muy fuerte”, escribió el pasado jueves, a lo que Fabiola añadió el viernes “¡Seguimos bien!”.

Además, publicó fotos de su pequeño realizando estiramientos en casa, como acostumbraba a hacer para poder mejorar su calidad de vida. Por lo tanto, está claro que el estado del pequeño es muy positivo.

El mayor miedo de Bertín.

Bertín Osborne confirmó en una entrevista que el principal miedo del matrimonio era contagiarse de la Covid-19, por el estado de salud de su hijo Kiko. “o he tenido miedo por mí, he tenido miedo por Kike, que es de mucho riesgo”, confesó.

El presentador no ha podido estar tanto con su familia cómo le hubiera gustado, por culpa del arranque este mes de septiembre del programa de Canal Sur, El show de Bertín, y de la continuación de Mi casa es la tuya, de Telecinco.

Sus proyectos profesionales le roban tiempo, pero sigue muy pendiente de su familia y, por supuesto, del estado de su hijo. Lo contó en sus redes sociales: “Profesionalmente es un buen momento pero echo de menos a mi familia, que como sabéis estamos pendientes de Kike”, dijo Bertín.

Además, el presentador aprovechó su mensaje para agradecer a su mujer su dedicación a su familia, concretamente a Kike.