Expolia un acueducto romano del S. I a.C y usa los ladrillos para una obra doméstica en su casa

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Morón de la Frontera (Sevilla) han investigado a un vecino de Osuna por un supuesto delito contra el patrimonio histórico. Este individuo habría expoliado supuestamente un yacimiento del siglo I antes de Cristo de la localidad.

La investigación comenzó después de que el arqueólogo del Ayuntamiento de Osuna alertara a la Guardia Civil de que el yacimiento arqueológico situado en el cauce del río Blanco había sido completamente expoliado. La estructura habría sido completamente destruida al sustraerse los ladrillos de barro que la conformaban.

La Guardia Civil como resultado de la investigación localizó a un individuo que manifestó que había recogido ladrillos del lugar del expolio. Acabó conduciendo a los agentes hasta una furgoneta en la que estaban las piezas de barro bajo un montón de arena de obra.

Asimismo, en su domicilio poseía unos 15 ladrillos que había cortado en pequeñas piezas para usarlos en una obra doméstica.

Fuente.