Estupefacción por la reacción de sus compañeros tras revelar que es transexual en el grupo de WhatsApp de la Universidad

Jam Koum y Brian Acton, dos ex empleados de Yahoo!, probablemente no tendrían ni idea del monstruo que tenían entre manos cuando, en 2009, decidieron crear WhatsApp. Una aplicación móvil muy sencilla que envía mensajes de texto a través de la conexión a Internet de los teléfonos y sin utilizar la línea de voz y que terminó revolucionando la comunicación por escrito en todo el mundo.

E hizo inmensamente ricos a sus creadores: especialmente cuando en 2014 Facebook cerró la compra de la aplicación por 21.800 millones de dólares.

El servicio de mensajería móvil más popular del mundo es parte habitual de nuestro día a día, y las capturas de pantalla de conversaciones de WhatsApp están entre los contenidos más virales de Internet: gracias a ellas hemos podido ser testigos de bromas descacharrantesdiscusiones de pareja, ofertas de trabajo indignantes

Luego está el tema de los grupos: por ejemplo, antes de la invención de WhatsApp no existía algo tan terrorífico como los grupos de padres. Pero no todo es tan terrible, y de vez en cuando encontramos ejemplos de grupos que sorprenden por su civismo.

“Bueno chicos, seré breve”, así empezó Daniel el mensaje con el que comunicó en el grupo de WhatsApp de la universidad, a sus propios compañeros de clase, que es un chico transexual y que a partir de ahora le gustaría que le llamasen así, Daniel.

El joven explicaba en su mensaje que debido “a unos acontecimientos de mi vida y cómo me he sentido me he dado cuenta de lo que soy de verdad así que me quiero presentar de nuevo tal cual soy (…). Soy un chico trans, a partir de ahora por tanto me gustaría que me trataseis por lo que soy, un chico”.

El suyo fue un paso valiente, ya que nada le aseguraba que sus compañeros fueran a ser tolerantes… pero la respuesta de sus compañeros fue unánimemente positiva. Y uno de ellos ha compartido las capturas de pantalla del grupo en Twitter, donde se han convertido en un fenómeno viral.

“Encantada, Daniel”, “encantado Daniel”… mensajes escritos con una naturalidad que, desgraciadamente, ha sorprendido a muchos. Y muchos comentarios se han debatido entre felicitar a los compañeros de clase de Daniel por su tolerancia, o señalar que, en realidad, las cosas deberían ser así siempre.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.