Estos son los mejores memes sobre el restaurante más sucio de ‘Pesadilla en la cocina’… y así está el negocio “salvado” en la actualidad

La Sexta emitió la que seguramente haya sido la entrega más desagradable de Pesadilla en la cocina —¡y ya es decir! Chicote visitaba la Terraza Rocío, ubicada en la pequeña localidad sevillana de Valencina de la Concepción, y regentada por una familia conocida en la zona.

pesadilla642

El restaurante abrió con éxito hace un año pero poco a poco fue perdiendo clientela, especialmente por un género de dudosa calidad. “Nunca he visto un cocinero tan sucio como tú“, le acabaría diciendo el chef de Atresmedia a Manolo, el cocinero del restaurante.

En la cocina y cámaras del restaurante, Chicote encuentra un auténtico museo de los horrores, además del consabido momento en el que mete la mano en la freidora y saca lo que no está escrito.

La dueña no reacciona y su madre, que es quien carga con los problemas económicos, no puede más. Todo un reto para Chicote que hizo las delicias de los seguidores del formato.

Especialmente por Manolo, un desastre de cocinero que inspiró las mejores coñas de la noche:

Pero los auténticos perdedores del programa han sido los inspectores de sanidad:

Y algo en lo que han coincidido muchos internautas es en el parecido de la madre de la dueña del restaurante:

Por lo que parece, y aunque las críticas de TripAdvisor no eran tan malas, tras la reforma de Chicote las cosas no mejoraron mucho. En diciembre de 2015 esto es lo que decía un usuario:

“La patatas a la brava.. bueno se eso solo tienen el nombre… unas patatas casi enteras (totalmente crudas) con un pelotón que no tenía nada que ver de lactonesa y algo de pimentón… lo echamos para atrás… y como eso todo… una cocina fatal… y ya el colmo que aún disfrutando de nuestra cena con nuestros hijos salieron de la cocina fumando y anunciando a todas las mesas restantes que podíamos fumar dentro… vamos un verdadero desastre.”

Sin embargo, hay un atisbo de esperanza en las críticas realizadas a lo largo de 2016. En febrero alguien escribía esto:

“Es un sitio con una decoración minimalista, original, agradable y divertida. Cocina casera variada, con presentaciones muy cuidadas. Tapas perfectas y un menú diario muy bueno por 8€. Precios ajustados, limpieza, calidad excelente, servicio atento y eficiente. Totalmente recomendable.”

Otros inciden en que la comida es mejorable pero aprueban el local:

“Un dia soleado en su terraza, y un buen vinito con unas tapas. Perfecto plan. Tiene muy buenos vinitos dulces y tapas de buena calidad.”

“personal agradable buena comida y sitio acogedor.Comimos un arroz caldoso excepcional y un buen vino.”

“El sitio como terraza de verano es muy bueno. La comida es bastante mejorable. Falta luz de noche. No se ve comer…”

Luego están los que, después de la emisión del programa, se han metido a trollear. Pero, en general, luces y sombras. ¿Habrán cambiado las cosas para el restaurante desde la visita de Chicote? ¿Seguirá Manolo?

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, esta fue la respuesta del programa al propietario del Irlanda que acusó a Chicote de poner grasa en su extractor en un programa anterior de Pesadilla en la cocina.